Todos podemos disfrutar de una vivienda sostenible. Gastar menos en casa, cuidar el medio ambiente y mantener una buena calidad de vida no son objetivos antagónicos ni imposibles.

Los hogares pueden reducir su gasto y ser más respetuosos con el medio ambiente si se ponen en práctica una serie de consejos. Gastar menos en casa, cuidar el medio ambiente y mantener una buena calidad de vida no son objetivos antagónicos ni imposibles. Convierte los gestos en costumbre y contrata empresas que respeten el medioambiente (certificado de Gestión Medioambiental).

  • Ahorro de energía, ahorro familiar. Educa a los tuyos en el ahorro de energía y demuéstrales el beneficio económico común que esto significa para todos: luz, gas, agua…
  • El reciclaje. Reciclar desechos, ahorrar agua y electricidad se traduce en hábitos diarios que debemos convertir en rutinas. Entre todos podéis trabajar para que cuidar del planeta deje de ser un gesto sea una forma de vida.
  • Materiales ecológicos. Sólo la elección adecuada de materiales ecológicos harán de tu vivienda un hogar sostenible. Selección y utilización cuidadosa de los materiales.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *