A la hora de adquirir un nuevo electrodoméstico nos planteamos muchos factores: estilo, marca, precio... Sin embargo quizás el factor más importante sea la eficacia. A continuación explicamos por qué un electrodoméstico eficiente es la mejor opción.

  • Ahorro: consumen menos agua y energía lo que repercute en las facturas.
  • Mayor ciclo de vida: al consumir menos recursos y ser más eficientes el ciclo de vida de estos electrodomésticos es mayor.
  • Mismo resultado: estos electrodomésticos, pueden lavar, secar, congelar… con unos resultados similares e incluso superiores a los de los electrodomésticos normales.
  • Ecológico: el impacto ambiental es menor.

¿Son caros los electrodomésticos eficientes?

La única desventaja de estos electrodomésticos es que su precio es superior al de los normales. No obstante, esta inversión inicial se puede amortizar a lo largo de la vida útil del aparato gracias a su menos consumo de agua y energía. Como regla general, la diferencia de precio entre un electrodoméstico de la clase A y otro de la clase C se amortiza en 5 años en las facturas de agua y luz.

Imagen: Flickr (Polygon Homes)

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *