Termografía

Por fin te has decidido a hacer esa reforma que mejore tu vivienda, vas a hacer obra en casa y entonces…llegan los problemas.

Se multiplica por doquier la sensación de confusión e incomprensión y entras en pánico cuando empiezas a oír palabras como curva de carga, fugas, evaluación de daños y pérdidas energéticas… Y el motor de estos diagnósticos es una relativamente nueva técnica: la Termografía. Pero, ¿de qué te hablan cuando dicen que van a usar la termografía para ver el estado de tu casa?

A simple vista te puede parecer, dada su semejanza con la palabra termómetro, que hace referencia a la medición de la temperatura de la vivienda; si es así no vas para nada desencaminado. Se trata de una técnica de diagnóstico, al igual que el termómetro para tu cuerpo, que tiene como finalidad medir la temperatura de tu vivienda y con ello detectar las pérdidas energéticas de tu hogar, moho, fugas de aire…

Para ello, se utilizan las conocidas como cámaras termográficas, que recogen la radiación infrarroja emitida por la superficie en forma de colores (sí, siento decirte que los colorines no son algo estético sino un código visual, una cuestión técnica) para convertirla en información sobre la temperatura. Con ello, se detectan los problemas previamente pero, eso si, sin dañar tu casa en ningún momento, ya que lo que caracteriza a esta herramienta es que lo hace sin contacto y a distancia con lo que logra no ser invasiva.

La principal información que podrá aportar una buena acción de análisis termográfico a tu vivienda es: detectar las pérdidas de energía, que suelen concentrarse sobre todo en lasventanas y puertas, al ser estos huecos de la envolvente los más débiles; detectar la falta de aislamiento o sus fallos; encontrar fugas de aire y entradas de humedad en el aislamiento, en los tejados y en los muros interior y exteriormente;  localizar puentes térmicos y detectar las condiciones de los sistemas de climatización; detectar fallos de construcción; encontrar averías y fallos eléctricos, roturas en tuberías de agua caliente…

Así, tienes a tu disposición en el mercado empresas especializadas en esta técnica que harán de una forma precisa, rápida y eficaz un diagnóstico de los problemas de tu vivienda, lo que a su vez se te traducirá en un ahorro de tiempo y dinero. Un ejemplo en el que se ha empleado esta herramienta satisfactoriamente es el Proyecto Prei, un proyecto de rehabilitación sostenible de bajo consumo energético en un bloque de edificios de Madrid.

Y por si te quieres enterar más a fondo, te dejamos el enlace al documento sobre está herramienta y su aplicación en la reforma y rehabilitación que han elaborado Mediprec S.L. Instrumentación y Eficiencia Energética (empresa especializada en soluciones en instrumentación y materia energética) y La Asociación Española de Empresas de Reformas y Profesionales de la Construcción, Adere.

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *