propositos-año-nuevo

¿Por qué no conseguir una vivienda saludable siguiendo unos pocos y sencillos consejos? Te planteamos una serie de propósitos de año nuevo que te ayudarán a conseguirlo.

Con cada inicio de año vienen los conocidos propósitos de año nuevo: ir al gimnasio, dejar e fumar, hacer dieta… Pero, ¿quién acaba cumpliendo realmente estos propósitos? Al final del año, al echar la vista atrás, veremos que hemos llevado a cabo pocos de ellos, por no decir ninguno; y así año tras año. 

Por eso, desde Vivienda Saludable os aconsejamos algunos pequeños propósitos mucho más prácticos y fáciles de cumplir:

Dieta saludable. Hoy en día es muy fácil conseguir mantener una buena alimentación. Basta con aprender a comprar los alimentos adecuados para cada uno y aprender a comerlos de forma equilibrada. Los expertos recomiendan evitar la cocina precocinada y tratar de hacer 5 comidas al día. Si trabajas y no puedes permitirte este lujo, aprende a conservar los alimentos de manera que puedas llevártelos allá donde vayas. Si logramos adoptar estos hábitos alimenticios, los efectos nos acompañarán para el resto de nuestra vida. ¡Seguro que vuestro cuerpo os lo agradece!

Haz ejercicio saludable. No requiere necesariamente apuntarse al gimnasio; se trata simplemente de aprender a hacer nuestra vida diaria más saludable, tanto con la comida como con el ejercicio. Para aquellos que puedan, con sólo coger el transporte público todos los días o ir andando a la oficina, ayudamos a nuestros huesos y nuestro corazón a fortalecerse. Y para los que quieran dedicar más tiempo y esfuerzo al ejercicio, en el post “Practica ejercicio saludable” podéis encontrar una lista de las calorías que se pueden quemar con cada deporte.

Puesta a punto de la casa. Para empezar bien el año podemos comenzar por las pequeñas reformas que nuestra casa necesita. Echa un vistazo a tu alrededor y comprueba si tu vivienda necesita pequeños arreglos, como ventanas que no abren, electrodomésticos que no funcionan o estanterías que se caen. Piensa también en lo que puedes hacer por mejorar tu bienestar, ¿hace demasiado frío?, ¿oyes a tus vecinos como si se encontrasen en tu propio salón? En algunas reformas puedes intentar acudir a las subvenciones estatales, como el “Plan estatal de vivienda y rehabilitación 2009-2012”. Así tanto tú como tu casa empezaréis con buen pie este año 2012.

Renueva la decoración de tu casa. Una vez hayamos arreglado esos pequeños detalles antes mencionados, ¿por qué no intentamos también  dar un aire nuevo a la decoración? Cambiar la tapicería de los cojines o el color de las cortinas es siempre una buena opción. También pintar alguna de las paredes de una habitación en un color intenso puede dar un toque de estilo o introducir algunas plantas que siempre aportan frescura. Detalles que  pueden  darle a nuestra vivienda un look renovado sin necesidad de realizar grandes inversiones.

Ahorra dinero en el día a día. Y para finalizar, qué mejor que empezar el año aprendiendo a ahorrar de forma sencilla. Una buena planificación del gasto tanto en el carro de la compra como en las pequeñas reparaciones de la vivienda puede suponer un ahorro a final de mes. También podemos introducir pequeños cambios en nuestros hábitos que nos ayuden a disminuir nuestro consumo de energía para reducir la factura eléctrica. En el post “Ahorre en el interior de su casa” os damos las bases para aprender a ahorrar en el día a día.

Además, a veces las pequeñas reformas realizadas a tiempo  pueden suponer un importante ahorro a largo plazo. ¿Un ejemplo? Cambiando las ventanas por otras más aislantes, lograreis ahorrar en energía gracias a que que os permitirá reducir el uso de calefacción y aire acondicionado.

¡Feliz año nuevo desde Vivienda Saludable!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *