Prepara tu casa para el verano (II)

Aquí tenéis la segunda parte de nuestra eficaz guía para hacer una revisión profunda de vuestra vivienda y evitaros desagradables sorpresas durante el verano.

  • Zonas exteriores y piscina: No es un elemento del interior de tu casa, pero si quieres poder disfrutar como te mereces de tu jardín o terraza ha llegado la hora de que quites los hierbajos, desempolves las fundas de tus zonas de relax y prepares, si eres de los afortunados que la tienen, la piscina para un buen bañito.
  • Redecora tu casa: Quita las alfombras, cambia las fundas de tus sofás y guarda nórdicos y mantas hasta el próximo invierno. Y es que pequeños detalles como los muebles, los colores de las paredes o los sofás pueden influir mucho en la sensación térmica de tu vivienda. ¡Ah! Y ten presente que los colores claros absorben menos el calor y reflejan mejor la luz. No olvides que las cortinas y estores son un elemento esencial para evitar que entre el sol y mantener la casa fresquita.
  • Electrodomésticos: Recuerda que son una fuente de calor y derroche, por ello, intenta hacerte con electrodomésticos eficientes y mantenerlos ventilados y limpios ya que optimizarán tu gasto energético y económico. Aquí tienes más medidas para conseguir ahorrar energía en tu casa de una forma rápida y sencilla.
  • Buenos hábitos y costumbres: No te valdrá de nada tanto esfuerzo en equipar tu hogar para el verano y tenerlo todo perfecto si no haces un uso racional y responsable. Entre las diferentes rutinas beneficiosas tanto para ti como para tu casa intenta, por ejemplo, llevar ropa ligera y cómoda para favorecer la sensación de frescor, minimizar el uso, y con ello el gasto. También debes encender las luces o sólo cuando sea necesario, evitar dejarte la tele encendida o el grifo abierto, no abusar del aire acondicionado (esto además repercutirá negativamente en tu salud), etc.

Esperamos que con estos consejillos y los que te dimos en el anterior post Prepara tu casa para el verano I, no tengas que preocuparte de conseguir una casa ideal para el verano porque ya la tendrás. Y ahora… ¡a disfrutarla!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *