Certificado de Eficiencia Energética

Una nueva normativa, que se espera que entre en vigor el 1 de enero de 2013, obligará a que cualquier edificio que vaya a salir al mercado, es decir, que queramos alquilar o vender, deberá haber obtenido previamente el Certificado de Eficiencia Energética.

Actualmente, la normativa vigente sólo exige este tipo de certificado para los edificios de nueva construcción o para grandes reformas, por lo que la nueva ley ampliará la normativa a todos los edificios y a los particulares, los cuales antes no se veían implicados.

De hecho, el propietario de la vivienda, edificio o local será el responsable de obtener y abonar el coste de este certificado para poder vender o alquilar su casa, rondando el precio unos 250€ para una vivienda media y teniendo una validez de un máximo de 10 años.

El Certificado consiste en una serie de categorías que miden los niveles de eficiencia energética de nuestras viviendas, es decir, la cantidad de energía que son capaces de ahorrar. Éstas van de la ‘A’ (máximo nivel de eficiencia) a la ‘G’ (grado más bajo de eficiencia), habiendo una diferencia de hasta un 86,4% más de ahorro de energía de la categoría ‘A’ a la ‘G’, según los datos de Anese (Asociación de Empresas de Servicios Energéticos).

Los únicos edificios excluidos de esta normativa serán los edificios y monumentos protegidos, los utilizados como lugares de culto o los edificios de viviendas que sean objeto de un contrato de arrendamiento por tiempo inferior a cuatro meses al año, entre otros.

Así, esta ley recogida en el Real Decreto para la certificación energética de los edificios existentes, busca adaptarse a la normativa europea, donde este certificado lleva estando vigente unos cuantos años. Además, busca mejorar los niveles de eficiencia energética de los edificios españoles, ayudando de este modo al medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *