Trucos para hacer más confortable tu hogar

La temperatura, la higiene o la ventilación son algunos factores que influyen en el nivel de confort de nuestros hogar. Te explicamos qué tienes que tener en cuenta para conseguir una vivienda más confortable.

En un post anterior ya definimos lo que es una vivienda sana. Pero para tener la mejor vivienda que ha existido nunca; independientemente del dinero que coste, el lugar en el que está o los metros que tiene, además de sana ha de ser confortable, segura y sostenible.

Hoy vamos a conocer las cualidades que tiene que tener nuestro hogar para ser confortable. Conseguir el grado optimo de confort es sencillo. Solo tienes que seguir estos consejos:

Lo primero de todo es tener una temperatura ambiente óptima. Esto se consigue fundamentalmente mediante la ventilación, de la cual hablamos anteriormente. Si tenemos la casa ventilada, además de conseguir corrientes que favorecen la climatización, también renovamos el aire y lo liberamos de polvo, gérmenes y gases perjudiciales.

Cuando respiramos, metemos oxígeno beneficioso para el organismo pero exhalamos dióxido de carbono. Seguro que todos hemos oído hablar de este gas y sabemos que es perjudicial para la salud, hasta tal punto que en grandes dosis puede llegar a matarnos. Pues bien, hay un ser vivo que además de no molestar, ser bello y necesitar pocos cuidados es muy beneficioso para nuestra salud: las plantas. Ellas respiran a la inversa que nosotros: cogen nuestro dióxido de carbono y nos devuelven oxígeno, es decir, nos devuelven salud. Los animales no tienen esta ventaja pero, sin embargo, son una fuente inagotable de compañía y alegría. Pero no descuidemos su higiene, ya que pueden llegar a ser focos infecciosos.

¿Y cómo esta construida y decorada nuestra casa? Todo lo que nos rodea son materiales: madera, cristal, tejidos, etc. Debemos asegurarnos de que son los menos contaminantes para nosotros y para  nuestro entorno. Además, debemos conocer cuáles son los productos para su limpieza más eficaces, ya que la higiene nos dará una vivienda más confortable.

La higiene no es necesaria solo por comodidad, o estar bien visto socialmente. La higiene es fundamental en una vivienda confortable y, por consiguiente,en una vivienda saludable. La falta de ella puede propiciar la aparición de hongos, ácaros, alergias, olores y un sin fin de problemas.

La palabra confort nos sugiere comodidad. Pues eso también hay que conseguirlo. No os recomendamos tirar todo vuestro mobiliario, ni mucho menos pero, lo que sí queremos es que, a partir de ahora, cuando compréis cualquier cosa, un mueble, una lavadora, iluminación, tengáis en cuenta los aspectos de economía a medio plazo, de ergonomía, de limpieza. Por poner un ejemplo: tienes que cambiar el sofá de tu casa. Pues buscarás uno que no solo sea cómodo sino que además sea ergonómico (diseñado pensando en la mejor postura del cuerpo humano), que sea de un tejido fácil de limpiar o lavable, que esté construido con materiales que no dañen el medio ambiente. Puede que haya otro más barato, pero a la larga seguro que lo pagamos entre todos.

Imaginemos cómo sería nuestra casa confortable: grandes ventanales que no permitan entrar ni frío ni calor, que permitan ventilar el hogar de forma adecuada, con plantas y algún animal de compañía, materiales cuidados, todo ello perfectamente limpio. Vuélvetelo a imaginar ahora sentado en tu sofá ergonómico…. ¡Mmm! Nos acercamos a la Vivienda Saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *