Efectos del ruido en el medio ambiente

El ruido tiene graves efectos no sólo en nuestra salud y en nuestro hogar, sino también en el medio ambiente.

Hemos ido viendo a lo largo de diferentes post como el ruido es un problema ambiental de gran repercusión en nuestra sociedad actual. En el  post Dile adiós a los molestos ruidos en casa  veíamos como poner barreras acústicas en nuestro hogar. En otro post anterior, Tu salud frente al ruido” vimos que consecuencias podía tener la larga exposición a ruidos intensos o moderados.

Ahora queremos hacer hincapié en el ruido desde el punto de vista medioambiental, sus causas y efectos.

Seamos conscientes que  ninguna época anterior puede ser comparable con las fuentes de ruido que genera la sociedad actual, sobre todo en los países desarrollados. Los nuevos modelos de organización social y económica, el desarrollo tecnológico y el crecimiento de la población son factores claves en el aumento de la contaminación acústica. Se podría concretar en una frase: cada vez se realizan más actividades en un espacio vital menor.

En las últimas décadas, se han realizado múltiples estudios que demuestran la influencia negativa del ruido sobre la salud humana. A diferencia de otros agentes contaminantes, sus efectos son inmediatos y su acumulación provoca un deterioro físico, psíquico y social evidente.

Causas del ruido

Las causas o focos principales de ruido podríamos identificarlas básicamente en Transporte, Industria y Construcción. Aunque por supuesto existen multitud de ellas, empezando por nosotros mismos y los ruidos que generamos.

Pero el ruido no seria un problema si fuera solo algo molesto. El gran problema por el cual hay que prevenirlo es porque genera unos efectos nocivos para la salud. Estos efectos podemos separarlos en dos grupos:

  • Los auditivos, como la pérdida progresiva e inconsciente de la audición ó desplazamiento del umbral de audición. Como consecuencia del ruido, se destruyen células auditivas irrecuperables, reduciéndose la calidad de la audición.
  • Y los no auditivos, tan graves como los anteriores pero que quizá no achaquemos al ruido, lo que nos impide tomar precauciones. En este grupo encontramos efectos sobre el sueño y  la conducta. Esta probado que el ruido es un elemento estresante por si mismo. Estudios recientes en embarazadas que viven en zonas ruidosas, demuestran que existe una influencia negativa sobre la salud del feto, con disminución de peso, aumento de mortalidad y mayor irritabilidad en el recién nacido. También afecta negativamente a la infancia, impidiendo un desarrollo normal de los niños.

Por todo esto, seamos conscientes y protejámonos del ruido.

En la Web “Vivienda saludable” podéis encontrar mucha información al respecto. También podéis encontrar un test de acústica que os ayudara a evaluar la situación de tu vivienda. Además seguimos desarrollando nuevas aplicaciones para darte a conocer mejor los problemas y sus soluciones o remedios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *