Consejos para dormir mejor

Conseguir dormir bien es algo vital durante todo el año, pero normalmente es en el periodo veraniego cuando más nos cuesta conciliar el sueño ya sea por el calor, el ruido… Uno no sabe qué hacer e incluso tememos la llegada de la hora de acostarnos a pesar del cansancio que vamos acumulando. ¡Cortemos de raíz y acabemos con esto!

Analiza con nosotros las principales causas para tus problemas de sueño y toma nota de las soluciones.Los principales handicaps que nos encontramos son:

La cama

Su elección no es un tema baladí o una simple transacción, mucho ojo porque uno de los principales motivos que perturban nuestros sueños y con ello también nuestra salud es la elección del colchón adecuado. Un colchón es una inversión y una garantía de futuro, por eso,  son muchos los factores que entran en juego a la hora de decantarte por tu colchón: El peso, materiales, la forma en la que duermes, alergias… Te dejamos este enlace con una práctica guía de compra elaborada por la OCU para ayudarte a encontrar tu colchón ideal. En esa página encontrarás también unos consejos para elegir bien tu almohada una vez que tengas el colchón idóneo. Y ten siempre presente que un buen colchón debe repartir el peso del cuerpo de la manera adecuada.

El ruido

Hablar de la importancia de aislar bien la vivienda y lograr el aislamiento acústico perfecto es otro de los básicos para asegurarte un buen descanso. Y es que el ruido es uno de tus peores enemigos, sobre todo si vives en una ciudad. Soluciones como recubrir con lana de roca techos y suelos o cambiar las ventanas por unas de perfiles de PVC, optar por las popularesventanas tipo climalit, vidrios laminados…  son opciones no excesivamente caras para conseguir dormir y no oír ni una mosca. Encuentra más soluciones en nuestra sección de A fondo de protección contra el ruido.

La temperatura

Ya no es solo que te cueste coger el sueño sino que hace siglos que no sabes lo que es dormir la noche entera del tirón. Te cuesta mucho dormirte y te despiertas varias veces a media noche sudando, sofocado, con la ropa de cama tirada por el suelo…  La solución vuelve a estar en el aislamiento, aunque en este caso nos referimos al aislamiento térmico. Así, con una correcta ventilación diaria, la instalación de unas buenas ventanas aislantes, recurrir a persianas y cortinas, revisar tu sistema de aire acondicionado u otras alternativas…  son algunas de las pautas para asegurar una buena temperatura en tu hogar.

Y todo esto unido a adoptar rutinas saludables como hacer ejercicio, no ver la tele en la cama, apagar la luz o no mirar el reloj también te facilitarán que duermas mejor. ¡Dulces sueños!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *