Cómo reducir el ruido en casa

El ruido, como ya hemos comentado muchas veces, es un impedimento para alcanzar un vivienda saludable y, sobre todo, para mantener nuestra calidad de vida. Te contamos cómo combatirlo.

Qué agradable resulta oír el ruido del mar o de la lluvia durante un rato, e incluso ese rumor de fondo de la gente que pasa… Sin embargo, cuán insoportable se convierte ese ruido (por no hablar del tráfico, de las infernales obras que nunca acaban o del inoportuno camión de la basura…) en el momento en que necesitamos silencio y tranquilidad para poder descansar o concentrarnos en algo. El ruido, como ya hemos comentado muchas veces, es un impedimento para alcanzar un vivienda saludable y, sobre todo, para mantener nuestra calidad de vida.

Son muchas, a su vez, las formas que tenemos para reducir el ruido que se entromete en nuestro hogar. Y hoy os las vamos a resumir aprovechando que estamos en el Día Internacional de la Concienciación sobre el Ruido. Aquí tenéis las principales medidas que aumentarán elaislamiento acústico en nuestra casa:

Fachada

Es diferente en función del tipo de vivienda que tengas, será mucho más fácil llevar a cabo estas mejoras si vives en una casa unifamiliar que en un bloque de edificios. Lo más demandado sonfachadas ventiladas, para la que se instalan dos paneles, uno aislante fijado y otro no pegado para crear una cámara de aire, sobre la fachada original del edificio. También se utilizan los muros-cortina: poner una fachada ligera sobre la original y entre medias materiales no conductores.

Suelo

Una de las mejores opciones es poner suelo flotante, es decir, instalar una doble capa de suelo sobre el suelo original y en el medio se sitúa casi siempre un material aislante, con lo que disminuye notablemente el nivel de ruido.

Paredes

Para evitar la entrada de ruido a través de las paredes podemos optar entre: dobles paredes(que sigue el mismo sistema de aislamiento que  el suelo flotante), doble hoja cerámica(consiste en construir dos paredes de ladrillo entre las cuales se intercala un material aislante) ytabiques y particiones. Consulta a un profesional cuál es la que mejor se adapta a tu caso.

Techos y forjados

Aquí se tiende a optar por los falsos techos y los bajos forjados. Con los primeros se reduce,  sobre todo, el ruido que nos puede llegar de los vecinos de arriba. Consiste en crear un falso techo sobre el que se establecen varias capas con materiales aislantes (hay que tener en cuenta que a mayor cantidad de material aislante, mayor aislamiento, pero también más bajo se quedará el techo).

Instalaciones y elementos estructurales

Todos los ruidos relacionados con tuberías, conductos de ventilación, etc. Son los más difíciles de resolver ya que en su mayoría están siendo generados por la estructura general del edificio. Aún así hay numerosas empresas especializadas en este tipo de problemas que harán frente a estos focos de ruido y podrán reducirlos.

Por último, aunque no menos importante, una de las medidas más sencillas y efectivas para impedir la entrada en casa de ruido del exterior es atender a la parte más débil de la fachada: las ventanas. Sustituyendo unas ventanas  ineficientes por unas de PVC de alta calidad se reducirán notablemente los decibelios que entran en tu casa.

Toma medidas para mantener tu casa libre de ruidos… y que nada perturbe tu descanso y el de los tuyos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *