Primeros auxilios en casa

Todos podemos sufrir en nuestro hogar un accidente. Por eso es fundamental contar con información útil y un botiquín de primeros auxilios.

Queremos una vida saludable. Buscamos una casa saludable, pero por desgracia en esta vida no es todo de color de rosa. Hemos visto que existen muchos peligros derivados del ruido, de la temperatura, la higiene, etc. Y muchos de ellos suceden diariamente en nuestra casa.

En Vivienda Saludable hemos comentado muchos de ellos. Sus causas, como evitarlos y hoy queremos centrarnos en como actuar en caso de accidente doméstico.

Dado que en el hogar es donde pasamos muchas horas a lo largo de nuestra vida, es allí donde también existen posibilidades de que surja algún accidente de cualquier tipo. Sin embargo, no todos los miembros de la familia tienen las mismas posibilidades de sufrir un accidente.

Colectivos de personas que son los que sufren accidentes con mayor frecuencia

  • Los niños menores de cinco años.
  • Los ancianos mayores de sesenta y cinco años.
  • Las amas de casa, sobre todo las mayores de 45 años.

No obstante, los consejos que facilitamos son válidos para toda la familia.

Primeros auxilios en casa

  • Un buen botiquín de urgencias, en lugar accesible y seguro, alejado de los niños, puede ser de gran utilidad en los primeros momentos.
  • Los teléfonos de emergencia deben estar colocados en lugar visible: Centro de salud – Urgencias, PolicíaBomberos y Ambulancias

En el hogar, recuerda:

  • Mantenga objetos pequeños, botones, pilas o pastillas fuera del alcance de los niños.
  • Los medicamentos y productos de limpieza deben estar guardados en lugar seguro.
  • Vigile a los niños mientras se bañan.
  • Proteja enchufes y electrodomésticos. Revise las instalaciones eléctricas.
  • Asegure ventanas y balcones para que los niños no accedan a ellos solos.
  • La limpieza de suelos y escaleras puede evitar un gran número de caídas.

Os dejamos este enlace en el cual hay un listado de Prevención de los pequeños accidentes en el hogar”. Recuerde: la gran mayoría de los accidentes son evitables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *