Recetas refrescantes para verano

Uno de los remedios más placenteros para combatir el calor del veranito es a través del paladar. Sí, sí, no nos hemos vuelto locos. Te ayudamos a que hagas de la comida uno de tus aliados imprescindibles contra las altas temperaturas.

He aquí nuestro ranking de comidas fresquitas y saludables para el verano:

  1. Ensaladas: Desde las más mediterráneas pasando por la popular ensalada campera, el mundo de las ensaladas es tan abierto y diverso que sólo hace falta que le eches un poco de imaginación. Casi todos los ingredientes están admitidos: Atún, pasta, espinacas, repollo, queso, chipirones, arroz, salmón, fruta… Ya no tienes excusa para decir que esta comida ligera y saludable te resulta aburrida o repetitiva. Además, otro plus está en la salsa que le pongas.Comida fresquita verano
  2. Gazpacho: Si hay una receta que nos viene a la cabeza cuando pensamos en una comida típicamente veraniega es el gazpacho. Puedes elaborarlo tú mismo o comprarlo ya hecho, aunque siempre puedes darle tu toque personal al ponerle tropezones o modificar un poco los ingredientes. Y un truquito, si no te termina de convencer porque se te repite a lo mejor es debido a que lleva ajo, investiga un poco en Internet y en libros porque no hay una única receta válida y las encontrarás de muchas maneras.
  3. Fruta: Rica, sana y muy refrescante. Sin duda, uno de los alimentos idóneos para este tiempo tanto solo como acompañado. Si la tomas sola, puedes variar un poco y combinar varias piezas en sabrosas macedonias; y si te atreves te aconsejamos que comiences a incluirla como un ingrediente más en tus platos principales, no te arrepentirás.
  4. Banderillas de verduras: Nada más vistoso, rápido y atractivo que preparar unas tiras para comer. Además, si quieres puedes meterle también carne.Receta brocheta
  5. Pescado: Qué mejor momento para mejorar tus hábitos alimenticios y aumentar tu consumo que en el verano, olvídate de la grasienta carnaza y adéntrate en el variado y saludable mundo del pescado. Puedes hacerlo de mil formas y además lo puedes acompañar de una apetitosa guarnición.
  6. Helados: Reyes y deseo constante para los más peques y los que no lo son tanto. No se deben tomar todos los días, pero de vez en cuando tómate uno y brinda por el verano. Y para sentirte menos culpable, busca las últimas novedades sin azúcares. Suena bien, ¡eh! ¡Pues mejor saben!Helados para verano
  7. Sopas frías, empanadas y tortillas… Y todas aquellas recetas que seguro nos estamos dejando. Por eso, os damos estos enlaces donde podréis encontrar inspiradoras recetas: aquí y aquí.

Sabrosas, divertidas, refrescantes y saludables, ¿qué más necesitas? Y para que el resultado sea excelente es importante que prestes atención y te decantes siempre por los electrodomésticos más eficientes y que mejor se adapten a tus necesidades.  Y para ti, ¿cuál es tu comida veraniega favorita?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *