Consejos para limpiar nuestra casa

Todos sabemos que la higiene personal es fundamental y nos hace vernos y sentirnos saludables. Pero queremos recordar que la higiene de nuestra vivienda también la hace parecer más saludable.

A nadie le gusta estar en un lugar sucio y desordenado sin mencionar el foco de enfermedades que eso conlleva. Por eso queremos hacer hoy una limpieza general.

Consejos para limpiar nuestra casa

1. Organización y planificación

Lo primero, como en todo, es pararnos a pensar y organizar y planificar la limpieza, es decir tener un plan de acción, esto permitirá ahorrar tiempo y obtener excelentes resultados.

2. El equipo de limpieza

Lo siguiente es conseguir el equipo básico de limpieza. Ver que queremos limpiar y ver si tenemos todo lo necesario para ello. Recomendamos siempre productos ecológicos. Lo mejor de todo es que son muy corrientes y baratos. No dejéis de leer el post “Alternativas ecológicas a los químicos domésticos” en el cual encontrareis más información.

Con todos los trapos, escobas y cepillos tenemos que elegir por donde empezar.

3. Orden de limpieza de habitaciones

  • Empezaremos por el dormitorio que parece lo más sencillo. Así, empezamos a limpiar una habitación. Después  de haber dejado la habitación como los chorros del oro, nos sentimos con fuerza y nos atrevemos con: ¡los baños!
  • El cuarto de baño es el sector de la casa donde más bacterias o gérmenes se acumulan. Así que aquí os dejamos el enlace: paso a paso como limpiar el baño
  • Así como en el cuarto de baño la batalla se libra contra los gérmenes, en la cocina nuestro máximo contrincante es la grasa. Paso a paso como limpiar la cocina
  • No nos olvidemos de limpiar también los suelos, que dependiendo de los materiales será conveniente un método u otro. Las paredes y techos; los cristales y espejos y por supuesto también los muebles, especialmente si son de madera.

Por ultimo volver a recordar la limpieza ecológica. Tendríamos que cambiar nuestros hábitos al realizar las tareas de limpieza, reemplazar los productos nocivos por aquellos que respetan el medio ambienten y la salud de quienes los utiliza. Por ejemplo: La limpieza ecológica recomienda para realizar la limpieza de los aseos la utilización de productos biodegradables que se evaporan o desintegran en muy corto tiempo. Ahorrar en el consumo y la forma en que se utiliza el agua.

Limpios y ecológicos. Eso es lo que deberíamos intentar ser todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *