alergias-prevenir-con-alimentos

Una dieta rica en frutas y verduras y en pescado puede disminuir la aparición de alergias en la edad infantil y reducir los casos de asma.

¿Podemos prevenir las alergias con una buena alimentación? La respuesta a esta pregunta no es sencilla, ya que los mecanismos de aparición de las alergias implican directamente al sistema inmunitario y la posible intervención de alimentos en anulación de esos mecanismos se antoja a priori bastante difícil.

Sin embargo, existen estudios que arrojan datos muy positivos acerca de cómo una dieta rica en frutas y verduras y en pescado puede disminuir la aparición de alergias en la edad infantil y reducir los casos de asma. En concreto, uno de ellos  se centraba en niños desde su nacimiento hasta los seis años y medio y contemplaba las ingestas de estos alimentos tanto en los niños durante este periodo como de la madre durante el embarazo. Analizando estos resultados se pudo concluir que dichos grupos de alimentos sí que ayudaban a prevenir y a mejorar los síntomas de las alergias.

A pesar de que se desconocen exactamente los mecanismos biológicos que provocan estos cambios, se cree que la razón principal es la inhibición de los procesos inflamatorios asociados al asma y a las alergias.

Mejora de sintomatología de alergias con alimentos

Un aspecto que sí tiene mucha aceptación dentro de la comunidad científica es la mejora de los síntomas producidos por las alergias. Estos síntomas tienen como protagonista principal a los procesos inflamatorios. En los alimentos cotidianos podemos encontrar gran cantidad de sustancias que poseen contrastados efectos antiinflamatorios en nuestro organismo. Una ingesta habitual de estos alimentos ayuda a mejorar los efectos de las alergias.

Cabe destacar aquellos alimentos ricos en Vitamina C y Ácido Fólico. Algunos alimentos ricos en Vitamina C, además de los conocidos cítricos, son los pimientos, el brócoli, las coles o las berzas, y algunos ricos en Ácido Fólico serían las vísceras de animales, las verduras de hoja verde, legumbres y frutos secos. A pesar de que se consideran alimentos beneficiosos para la mejora de los males producidos por las alergias no es aconsejable una ingestión excesiva de ninguno de ellos (hasta el punto de desequilibrar la dieta de manera sustancial), ya que se podrían producir otro tipo de padecimientos. Este hecho se pone de manifiesto en estudios realizados con varios extractos de plantas y productos como el ajo, también indicados para diversas afecciones, a los que se les han detectado efectos adversos en altas concentraciones.

Alimentos a evitar

Los principales alimentos a evitar los encontramos en aquellos que por sí solos son  identificados como alérgenos. Es muy aconsejable evitarlos porque a pesar de no tener síntomas directos de reacciones alérgicas a los mismos, en algunos casos sí que pueden potenciar otras reacciones alérgicas. Los alimentos etiquetados de esta manera se encuentran en una lista oficial facilitada por las autoridades sanitarias y se compone de los siguientes alimentos:

  • cereales que contengan gluten,
  • crustáceos,
  • huevos,
  • pescado,
  • cacahuetes,
  • soja, leche y sus derivados,
  • frutos de cáscara,
  • apio,
  • mostaza,
  • granos de sésamo,
  • dióxido de azufre y sulfitos,
  • altramuces y

No hay que olvidar que la mejor forma de evitar ingerir alimentos contraindicados para casos concretos es no tenerlos nunca en nuestras despensas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *