Pintar sobre azulejos

Una opción relativamente novedosa que ha supuesto un cambio en el concepto de las reformas para el hogar es pintar tus azulejos en vez de tener que sustituirlos por otros: te ahorras las engorrosas obras y lo puedes hacer tú mismo.

Es muy sencillo, se trata de una pintura especial con la que simplemente es necesario pintar el azulejo para lograr ese cambio radical y que cada vez más marcas están incorporando a sus catálogos.

Saca tu vena creativa gracias a estos innovadores esmaltes específicos que, además de sus claros beneficios y variedad de opciones estéticas, su fácil aplicación también son lavables, resistentes a los golpes y humedades. Además, su precio es asequible sobre todo si te paras a pensar te vas a ahorrar en reformas, costes y tiempo.

Los pasos pasan a ser muy similares a los de pintar las paredes del hogar:

  1. Planificar bien lo que queremos transmitir en la elección de los colores y acabados.
  2. Cubrir todo bien y preparar los materiales. Aquí tienes un listado orientativo de los materiales necesarios para realizarlo:
    • Producto limpiador para azulejos.
    • Cinta, plásticos… para cubrir las superficies que no se van a pintar.
    • La pintura.
    • Recipiente para depositar la pintura.
    • Rodillo y pincel/pinceles.
    • Rotulador de juntas.
  3. Limpiar y desengrasar los azulejos con un producto adecuado como por ejemplo con un antical si son los azulejos del baño o amoniaco para los de la cocina. Este paso es el más importante para conseguir que todo vaya bien.
  4. Pintarlos y dejar secar. Es recomendable empezar de fuera hacia adentro, marcando primero las esquinas y bordes para después pasar al grueso de la superficie. Puedes dejarlo secar el tiempo que especifique el producto y aplicar tras ello una segunda capa.
  5. Detalles: Recuerda que casi siempre los detalles marcan la diferencia, en este caso lo que te toca es repasar bien el trabajo, corregir imperfecciones y con un rotulador de juntas repasar estas; le dará un acabado más profesional.
  6. Recoger y volver a ponerlo todo en su sitio.

Todos llevamos un artista dentro, deja el tuyo salir y aprovéchalo  en beneficio de tu casa.

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *