Vidrio laminado o de seguridad

Vidrios laminados, de seguridad, templados, bajo emisivos… ¡Qué difícil resulta a veces tomar una decisión! Y es que si debes elegir tus futuras ventanas o simplemente estás pensando en cambiarlas, tendrás que decantarte por alguno de ellos.

Por eso hoy nos vamos a adentrar en una parte de este mundo: los vidrios laminados o de seguridad. Así que ya sabes, si te interesa el tema o por si en un futuro te puede interesar, presta mucha atención a este post…

El vidrio laminado consiste en la unión de dos o más vidrios (láminas) a través de la utilización de un pegamento especial llamado polivinil butiral o PVB, un material plástico con excelentes cualidades de adherencia, elasticidad, transparencia y resistencia. Con esto se dota a la ventana de una mejora en el aislamiento acústico y también en la seguridad. Esto último es debido a que si por cualquier motivo se rompe el vidrio, los trozos de cristal no se caen y quedan esparcidos por el suelo, sino que continúan pegados al resistente pegamento PVB (como ocurre con las lunas de los coches). De esta forma se aporta protección frente a a posibles intrusos en nuestra vivienda y también se previenen accidentes domésticos, pues no hay riesgo de cortarse o de clavarse un trozo de cristal.

Aunque es uno de los vidrios, en concreto el más utilizado, en lo que a seguridad se refiere (pues es conocido por casi todos para hacer referencia a los vidrios de seguridad), no es este el único que puedes encontrar para cumplir este objetivo. Por ejemplo, otro de los que más se usan para conseguir seguridad es el vidrio templado. E, incluso se suele optar por combinarlos, poniendo un vidrio templado con un vidrio laminar para mejorar aún más sus propiedades.

Principales características del vidrio laminado

  • Resistencia a la penetración, debido a la lámina de burital. Ésta es sin duda su característica más destacable, de ahí que se recomiende su instalación para usos con especiales exigencias de seguridad y protección de personas y bienes.
  • Fragmentación, un plus, tal como mencionamos anteriormente ya que, en caso de rotura, los fragmentos quedan adheridos al pegamento.
  • Aislamiento acústico: también lo hemos comentado antes. Y es que este tipo de vidrios mejoran la atenuación acústica de la vivienda gracias a su composición, logrando una mayor confortabilidad para tu casa y desterrando definitivamente los ruidos.
  • Resistencia a los golpes, gracias a la elasticidad del pegamento PVB, con lo que se consigue una mayor protección ante impactos. La justificación es que ante un golpe sobre el vidrio laminado, el PVB absorbe la energía del impacto y gracias a su elasticidad se mantiene la adherencia al cristal.
  • Transparencia y durabilidad. La composición que incluye la película de PVB no altera cualidades del vidrio, como son la transparencia o la durabilidad (que en este caso, además, se ve aumentada).
  • Control solar. Este tipo de vidrio no es incompatible con la protección de la radiación ultravioleta. Se le puede añadir esta propiedad para filtrar los rayos UV, eso sí, el coste aumentará.
  • Color: Hay múltiples posibilidades para poder poner el vidrio de color, pues las láminas pueden ser transparentes, translucidas, opacas… y también con colores. Echa un vistazo a las diferentes marcas.

Y un último dato a tener en cuenta, sobre todo para cuando te acerques a informarte,  es que la composición de estos vidrios se representa como una suma del grosor de los vidrios (láminas) que a su vez los componen.

Ahora ya sabes un poquito más sobre los vidrios de seguridad. Si quieres más información, entra aquí.

COMENTARIOS

  • Pedro 24 agosto, 2015 a las 11:23

    Un vidrio laminado no es un vidrio de seguridad. Los vidrios de seguridad son vidrios templados. Los vidrios laminados pueden ser también templados( o de seguridad, se llaman de las dos formas) conocidos como laminados de seguridad. No confundamos a la gente, que bastante liada está ya.
    Los vidrios laminados llevan un filtro UV en la lámina(pueden llevar hasta 4 láminas, normalmente llevan 1 ó 2) que une los 2 vidrios para proteger dicha lámina de PVB(0,38 mm de espesor). Cuantas más láminas de PVB más filtros UV y por consiguiente mejor protección contra la luz UV (también aíslan más, dependiendo de la cantidad y la calidad de las mismas) . Es una de las grandes ventajas de los vidrios laminados que la gente desconoce. La principal ventaja es la mejora en aislamiento acústico: un vidrio 44.1 (4+PVB+4 = 8,38 mm de espesor) puede ofrecer el mismo índice global de atenuación acústica Rw = 37dB que un vidrio monolítico de 15 mm. Cuando nos interese especialmente reducir el ruido del tráfico debemos fijarnos en el Ctr que aparece junto al Rw como un número negativo (-5, -3,…). Debemos restar este valor al Rw para saber cuánto nos reducirá el ruido del tráfico. Siempre es menor que Rw porque el ruido del tráfico tiene frecuencias más bajas que son las más difíciles de atenuar y el valor Rw tiene en cuenta todo el espectro de frecuencias audibles.
    El control solar no tiene nada que ver con la luz UV. El control solar de una ventana se refiere a la luz infrarroja (es el que trasmite el calor del sol básicamente). Los vidrios con control solar o factor solar llevan un tratamiento por dentro de la cámara del vidrio (solo pueden montarse en ventanas de 2 ó más vidrios, igual que ocurre con los vidrios bajo emisivos que también llevan un tratamiento por dentro y han supuesto uno de los mayores avances en aislamiento de ventanas) que refleja la luz infrarroja. Esta capacidad se indica con la letra g y un número en la ficha técnica. Cuanto más bajo este número, menos luz infrarroja deja pasar y por lo tanto menos calor. Por ejemplo g = 0,38 (38%) indica que deja pasar el 38% del calor y retiene un 62%.
    Lo más importante a la hora de comprar una ventana es fijarnos en su valor de aislamiento térmico global indicado como Uw (w de window). No confundir con Ug (vidrio) y el Uf (perfil).
    Otras propiedad importantes son:
    Estanqueidad al agua bajo presión exterior (clase 9A)
    Permeabilidad al aire ( clase 4)
    Resistencia al viento ( C5 )
    Entre paréntesis he puesto la mejor calificación.
    No quiero extenderme más. Espero que sirva de ayuda a la gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *