Cambiar de ventanas: pasos a seguir

¿Qué debes saber antes de empezar una reforma y cambiar las ventanas? Te explicamos todo lo que tienes que tener en cuenta.

Siempre decimos que cambiar las ventanas por otras nuevas con carpintería de PVC,  es la forma más económica y eficaz de mejorar una vivienda. Una gran cantidad de calor se pierde o se gana dependiendo del aislamiento térmico de una casa. Si tu casa está mal aislada, no lo dudes y ponte manos a la obra. ¡Cambia tus ventanas! Consulta además las diversassubvenciones que hacen las Comunidades Autónomas.

Para cambiar las ventanas, lo primero es coger papel y lápiz y empezar a dibujar cuántas ventanas tengo y cuántas quiero cambiar.

Para medir el hueco que tenemos, lo mejor es tomar tres medidas tanto del espacio horizontal como del vertical y quedarse con la más pequeña. Muchas veces, las construcciones tienen descuadres y si sólo medimos una vez corremos el riesgo de que luego no entre la ventana nueva. Medir también las diagonales del marco, darán una idea del descuadre del hueco.

Ahora que ya sabemos las dimensiones de la ventana, nos toca elegir el tipo de apertura que deseamos.

Podemos optar por las correderas. No restan espacio a la estancia y son muy cómodas. En contra, sólo puedes abrir el 50% del hueco y es más difícil lograr su estanqueidad.

Las practicables, necesitan espacio libre a su alrededor. Son muy estancas y permiten la máxima apertura. Muy recomendable la opción oscilo batiente, que consiste en un herraje de la ventana que le permite abrir tanto en horizontal como en vertical. Ideales para ventilar una vivienda.

Existen también las oscilo-paralelas, que combinan las ventajas de las dos anteriores y un mundo de posibilidades combinando colores, perfiles y cristales. Si quiere ver todas las opciones, consulte el enlace a la Web de Kömmerling que les dejamos.

Actualmente hay muchas opciones de acabados. Se pueden aplicar dos tipos de colores a los perfiles de las ventanas: los lacados y los foliados, que difieren en que este último consiste en una lámina de color que se adhiere al PVC y el lacado es una capa de pintura que se aplica sobre los perfiles de aluminio. De este modo se pueden conseguir colores lisos y de tonalidades de imitación madera.

Además, Kömmerling ha sacado una nueva técnica de color, Kolorten, con la que se consigue que el PVC vaya directamente pintado en vez de con una lámina y que posibilita la aplicación de más de 150 colores.

Un punto fundamental a la hora de elegir nuestras ventanas es el tipo de vidrio que llevarán. Los hay sencillos, de seguridad, bajo emisivo, coloreados, etc. En este enlace podrás ver sus características.

Para terminar, deberemos elegir si queremos algún tipo de persiana o contraventanas. Es importante recordar que las hay motorizadas o manuales.

Una vez tengamos claras las posibilidades, deberemos ponernos en contacto con un distribuidor oficial para que nos aconseje lo mejor para cada caso. Os dejamos un enlace a la Red Oficialde Distribuidores de nuestra marca para que encontréis el más cercano.

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *