Niña en un armario con una percha

Con un cambio de estación en las espaldas, regalos nuevos, poco espacio… parece que la organización de nuestro armario y de nuestra casa avanza posiciones y se pone en el número uno de nuestras tareas. Ante esta situación, muchas son las tendencias y métodos que van surgiendo para ayudarte a tener más orden en casa: ¡Ordena de una forma más práctica gracias a Marie Kondo y su método basado en la felicidad!

Marie Kondo, la gurú japonesa de la organización, nos ayuda a  mejorar la organización dentro de nuestro armario y no solo aquí, también en todo nuestro hogar. A través de su libro “La magia del orden” con el que ha convertido la organización en una necesidad, en una forma de crear bienestar en todo nuestro hogar y mejorarlo.

Su lema y principio fundamental es: guardar solo aquello que nos proporciona felicidad. Así escrito puede parecer sencillo, pero ¿cuántas veces hemos empezado a decidir de qué deshacernos y nos hemos quedado con todos los “por si acaso”? Sigamos sus pasos y llenemos nuestras viviendas de cosas que necesitamos realmente.

Chica sonriendo

1. Ordena por categorías y no por el sitio en el que se encuentren. Hay objetos que se encuentran en nuestra casa de los que podemos deshacernos de una forma mucho más rápida que de otros. Kondo propone seguir estas categorías y este orden de organización: ropa, libros, papeles, objetos variados y por último los recuerdos.

Organizar por colores

2. Saca todo lo que tenga relación con esa categoría, da igual en que lugar de la casa lo tengas guardado. Cógelo y pon toda esa categoría en el suelo.

 

3. Selecciona, quédate solo con aquellos objetos que te dan alegría. Los pasos se van complicando y aquí es donde los puede y los por si acaso aparecen. Si un objeto saca esa frase de ti deshazte de él.

Respecto a las categorías, tenemos que hacer distinciones pero ante todas ellas, debemos ser realistas, no engañarnos a nosotros mismos porque si no volvemos al inicio. En la ropa, debemos preguntarnos si nos gusta, si la hemos usado recientemente y si lo haremos. Puede es nunca, así que prenda eliminada y solo debemos mantener ropa que nos dé bienestar, viste aquello que te haga feliz y punto. Dentro de los libros y objetos variados debemos hacernos estas mismas preguntas y este mismo principio, si nos aporta felicidad se queda y si no desaparece. ¡Sabemos que la tarea es ardua, pero si ya has llegado hasta aquí puedes conseguirlo!

Las categorías que más problemas nos van a plantear son: los documentos y los recuerdos. En los documentos, hay que ser metódico en su selección, debido a que muchos de ellos no se pueden reemplazar, tengamos cuidado. La más complicada es la de los recuerdos, por su contenido emocional, sin embargo, Kondo nos aconseja: “No podemos vivir en el pasado, no importa lo maravillosos que fueron. La felicidad y el entusiasmo que sentimos aquí y ahora en más importante”.

Documentos antiguos almacendos

En este tercer paso, lo que tenemos que tener claro es que aquello que no nos dé felicidad actual, debe estar fuera de nuestra casa. Lo que prima es el presente. Eso sí, tampoco te vuelves loco y tires cosas que realmente sí son útiles, hazlo con cabeza.

 

4. Descarte, una vez que hemos seleccionado estos objetos que nos abandonan nos deshacemos de ellos, dónalos o véndelos pero han dejado de formar parte de tu hogar. Según este método los objetos tienen alma por lo que les debemos agradecer el tiempo que han estado con nosotros y dárselos a otras personas a las que pueden hacerles feliz. Un consejo que nos da Kondo es aplicar este método solos, sin nadie, así nos quedaremos con los objetos que realmente nos hacen felices a nosotros y no nos guiaremos por opiniones externas como: “si esto es de cuando fuimos…”; “¿De verdad te vas a deshacer de esto…? Pero si te queda muy bien”.

 

5. Tras este vacío general de la casa, debemos categorizar y guardar. Categorizar no implica guardar toda la ropa en un punto, todos los recuerdos en otro… no, lo que quiere decir es que debemos guardarlo de forma clasificada. Por ejemplo: en la ropa, las camisetas en un sitio por colores; los documentos todos en una carpeta… En este punto volvemos retomar la felicidad: aquello que nos produzca mayor felicidad debe encontrarse más a la vista. Como los objetos tienen “alma” debemos darles nuestra energía positiva y tratarlos bien, así cumplirán mejor su labor y durarán más.

Jerseys de hombre doblados

Para que todos estos pasos sean eficaces Kondo recomienda hacerlo de una sola vez o al menos, no dejar categorías a medias. Además, para la organización aconseja no emplear elementos de almacenaje pequeños, como cajas o colgadores, puesto que llenan el espacio y evocan al desorden. Y una de las pautas más importantes: tomarlo como un hábito, porque las maratones de organización tienen un efecto rebote: el domingo organizamos la casa y el lunes vuelve todo a su desorden habitual. Organiza e interioriza este método para crear la máxima felicidad dentro de tu hogar 🙂

 

¿Habéis aplicado este método? ¿Os es eficaz?

Fuente:  La magia del orden, herramientas para ordenar tu casa… ¡y tu vida!  Marie Kondo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *