El ikebana (literalmente, “flores vivientes”), es una composición de motivos decorativos por medio de flores, ramas, frutos, hojas, hierbas, semillas, etc. En este arte japonés importan tanto la manera de colocar estos elementos como su manipulación.

Nos encanta descubrirte nuevas opciones para la decoración de tu vivienda saludable. En este caso lo hacemos a través de otra forma de unión entre decoración y naturaleza: ¡Innova en tu hogar a través del ikebana, el polifacético arte floral japonés!

¿Qué es el ikebana?

El ikebana es el fruto de la composición de motivos decorativos por medio de flores, ramas, frutos, hojas, hierbas, semillas, etc. en la que, además, la forma en la que se manipulen dichos elementos y su colocación no es algo aleatorio sino que hace que el arreglo cobre diferentes sentidos en función de las formas de la naturaleza que elijas.

Se considera que el ikebana está conectado con el flujo de las estaciones y ciclos de la vida. Es decir, que lo más importante es que esto no responde sólo a un propósito estético, se trata de saber transmitir un mensaje. De hecho, la clave está justo ahí, el ikebana es una forma de interpretar lo que la naturaleza nos ofrece. Y sí, efectivamente, nos alejamos así de la idea occidental de entender las flores en la decoración.

Partiendo de la propia palabra japonesa, ikebana significa “flores vivientes”, flores que adquieren vida. Luego te estarás preguntando: ¿en serio es posible decorar y transmitir en mi casa siguiendo unas pautas para arreglos florales? No sólo eso, es que ikebana más que una tendencia o una pauta, está considerado como un arte, toda una filosofía creada en base a vivir en armonía con la naturaleza (algo así como el feng shui).

Ikebana: la filosofía del “menos es más”

Su premisa fundamental es que todos los elementos que se usen deben ser orgánicos, vivos…  y su resultado final será el de la integración de colores, formas y líneas. Y al igual que el minimalismo, una de sus bases está en el menos es más.

Cuando hablamos de introducir el ikebana en casa nos encontramos a medio camino entre la naturaleza y la decoración, entre lo vivo y lo inerte, entre la apariencia y la emoción…

Recuerda: en este arte no cuenta solo el resultado de tu arreglo, cuenta todo el proceso, la experiencia de crearlo. Por eso, nosotros te aconsejamos que si te ha llamado la atención, pruebes a hacerlo tú mismo.

Imagen Flickr: Manuel Martín Vicente

COMENTARIOS

  • Laura 10 diciembre, 2014 a las 17:07

    No tenía ni idea de lo que era, muy interesante.

  • ma de la luz guerrero rosales 13 enero, 2015 a las 07:26

    Siempre que veía ese estilo de arreglos florales me gustaban mucho, muy sencillos pero no sabía todo esto sobre ellos, es muy interesante me gustaría poder hacelos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *