Estantería con caja de fruta

Logra un detalle muy práctico para tu casa con toques naturales que enamorará a todo el que lo vea, ¡haz con nosotros un original estante reciclando las típicas cajas de frutas y verduras!

Normalmente lo bueno de estas cajas es que la madera no está tratada por lo que el trabajo se ve muy facilitado. También puedes hacerlo con palets u otros tipos de materiales reciclables. Sigue los pasos para esta nueva manualidad:

  1. Limpiar la caja y preparar los materiales y la superficie: Elimina los restos que puedan quedar en la caja, quita etiquetas y pegatinas y quita el polvo que haya podido coger.
  2. Lijar: Para quitar por ejemplo restos de pintura, marcas o alguna astilla. Dependiendo del tipo de madera y de los elementos a quitar tendrás que usar una lija más o menos gruesa. Y acuérdate de revisar, en caso de que uses más de una caja, que estén niveladas. Si no lo están es el momento de cuadrarlas y de añadirles los refuerzos necesarios. Este paso no es obligatorio pero sí recomendable sobre todo por seguridad, quitar las grapas que unen la caja y sustituirlas por otros elementos que no sean peligrosos, como por ejemplo clavos. (Si vas a dejar el tono de la madera porque quieres algo más natural y rústico, pasa directamente al paso 5).
  3. Pintar y decorar: Las opciones para personalizar tus cajas son muy variadas: pintarla de un solo color o de varios, forrarla o incluso puedes, por ejemplo, aplicar la divertida técnica del Washi-Tape.
  4. Barnizar, te lo recomendamos ya que alargarás su vida y te facilitará el mantenimiento.  Toca juntar las partes y formar tu estantería. En cuanto a su composición, tienes dos opciones para alcanzar el resultado final:
  • Dejarlos sueltos, ya que en principio por el peso deberían de sostenerse sin problema. Esta opción nos gusta mucho ya que tiene la ventaja de que te permite ir cambiando fácilmente su orden y forma.
  • Unirlos con cola blanca, cinta adherente… También podrás incluso fijarlas a una pared.
  1. Complementos: Y esto ya es para nota, si estás por la labor puedes añadirle ruedas para hacerla móvil, añadirle luces, ponerle una pizarra en un lateral, colocar una tabla en la superficie, hacer un armazón que enmarque las cajas y sirva de ayuda para mejorar su estructura… ¿Se te ocurre algún otro?

 

DIY: estantería con cajas de frutas

¡A disfrutar tu nuevo complemento para el hogar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *