Reciclaje y mascotas

¿Quién ha dicho que no es posible reciclar en el cuidado de tus mascotas? Te damos una serie de ideas para que puedas conservar el medio ambiente al mismo tiempo que mimas a tus mascotas y que velas por su salud, ya que algunos de los materiales con los que se fabrican sus objetos contienen componentes y sustancias artificiales que podrían ser tóxicas para el animal.

Juguetes ecoamigables

En vez de comprar juguetes para animales en las tiendas especializadas, proporcionarle algunos más tradicionales y ecoamigables como una botella vacía, esa pelota abandonada que tenemos desde hace tiempo en el trastero, títeres con un calcetín como los que nos hacían nuestras abuelas,  un mordedor de cuerdas casero o cualquier juguete que nuestros hijos o sobrinos ya no utilicen.

Confecciona sus premios caseros

Si estás educando a tu mascota a través de premios, ¿por qué no pruebas a confeccionar premios caseros? Así, disminuirás el impacto medioambiental y cuidarás su alimentación al asegurarte de que es un producto natural.

Objetos usados

Lo vintage es tendencia, así que pon a prueba tu creatividad para crear objetos originales para tus mascotas.

Deja de tirar todo a la basura y emplea tus viejas maletas, cajas de cartón, aparatos eléctricos estropeados, como los monitores de los televisores o transistores, para construir una cama única y singular para tu mascota.

Bolsas reciclables

Todos los dueños deben recoger diariamente los excrementos de sus animales, dicha bolsa, si es de plástico, tarda una elevada cantidad de tiempo en eliminarse del ecosistema, por lo que son grandes contaminantes.

Por ello, lo mejor es adquirir bolsas reciclables que sean biodegradables para proteger al medio ambiente.

Apuesta por el DIY

En la red hay numerosas webs con tutoriales para elaborar productos para mascotas reciclados como una cama de madera, un comedero empleando una botella de plástico, un rascadero móvil, collares con materiales reciclados, etc…

En este sentido, objetos como los collares o comederos son perjudiciales para el medio ambiente porque los compramos y acaban en la basura al poco tiempo, pero si en vez de adquirirlos, los confeccionamos con materiales reciclados, estaremos aprovechando mejor los recursos a nuestro alcance y contribuiremos a reducir la contaminación.

Reutilizar las heces

Las heces de nuestras mascotas pueden servir como abono para plantar y fomentar el crecimiento de diversas especies de árboles, arbustos y flores.

Si tenemos un jardín, podemos producir nuestro propio abono con las heces o bien buscar alguna empresa que requiera estiércol y regalárselo.

Donar

Si a nuestra mascota ya no le gusta su juguete o ya no requiere de algún objeto, podemos donarlos a asociaciones de protección de animales o a refugios que se encarguen de hacerlos llegar a personas que los necesiten.

 

Poniendo en práctica estos consejos para reciclar, podremos lograr proteger al medio ambiente y a nuestra mascota en el hogar. Un dos en uno perfecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *