macetas

Inspírate con estas prácticas ideas para crear tus propias macetas y jarrones tanto para el exterior como para el interior de tu casa con objetos que seguramente no se te habían pasado antes por la cabeza.

 Zapatos

¿Se te han quedado pequeños? ¿La suela ya no da para más usos? O quizás simplemente sabes que ya no te los pondrás más. Tenemos la solución perfecta para que pasen a ser un complemento idóneo en tu jardín: convertir el calzado en macetero.

Un truco: o bien pones plantitas artificiales y te olvidas del mantenimiento; o, si los vas a usar como una “tradicional maceta” con sus plantas naturales lo idóneo es que optimices el estado del zapato:

  1. Ponle algo para dar de sí la parte superior y evitar que aplaste las flores. Seguramente tengas que esperar unos cuantos días para que el trabajo quede hecho.
  2. Piensa dónde vas a ponerlo, y prepáralo para la sujeción posterior: si lo colgarás o no, etc.
  3. Forra el interior con algún material impermeable. Este paso en el caso de que optes por flores artificiales lo puedes omitir.
  4. Compra una maceta más pequeña que quepa en tu zapato, pon en ella tu planta  e introdúcela en la bota.
  5. Si se ve la “trampa” del doble espacio cubre con tierra o con piedrecillas de colores la superficie, ¡¡nadie notará nada!!

Macetas recicladasSaquitos de tela

 

Sí, no nos hemos vuelto locos, es que nos encanta que innovéis. Coge una sábana vieja, y divídela en tantos fragmentos cómo sacos quieras hacer. Y en este caso sin duda nos quedamos con los extremos el efecto visual que se consigue con un saquito pequeño o uno grande es mucho mejor que un tamaño mediano.

Y un consejo: Si lo quieres usar para exterior o plantas muy pesadas tienes que tener cuidado con el material porque seguramente una tela fina no será adecuada para tu fin.

Además, puedes pintarla de diferentes colores o, y esto ya es para nivel avanzado: crear un bonito collage con diferentes telas y estampados, el resultado será impresionante.

Algo a lo que debes prestar especial atención es a la hora de  unirlo: lo puedes pegar con silicona, coserlos o incluso atarlos metiéndole cuerda en los laterales acabando en una bonita lazada.Macetas recicladas - sacos de tela

Cajas de fruta: maceteros

 

Solo tienes que hacerte con una caja de frutas o de almacenaje y ponerte manos a la obra, ten en cuenta desde el principio el lugar final ya que si lo vas a poner en el exterior te recomendamos que le des una buena capa de barniz siempre para evitar su deterioro.

En cuanto a su preparación, puedes tener diferentes opciones. Tendrás, en el caso de optar por materiales como la madera, que lijarla bien para que no corte.  Si te decantas por una caja de cartón será un paso obligatorio el de forrarla y prepararla para que tenga más consistencia.

Y échale imaginación a los diseños porque cuanto más personalizados más captarán la atención: estampados, lisos… Las opciones son muy amplias.macetas-recicladas-con-madera

Latas y botes camuflados

 

Una de las más fáciles de hacer es tunear un bote; pero también una de las que hay que hacer con más precaución.

  • Cuidado con los bordes, que normalmente cortan. También lo puedes hacer con otros materiales como botellas.
  • Si lo forras elige bien el material; y si lo vas a pintar: Atención al tipo de pintura que uses para personalizarlos, si es para exterior mejor que sea especial para ello. Y como en el caso anterior, no olvides darle siempre una capa protectora para garantizar su buen estado.
  • En cuanto a los diseños: te aconsejamos que crees tu propia plantilla casera, tan solo necesitarás un papel, lápiz y tijeras.
  • Si los vas a poner colgantes, mejor que tengas en cuenta el peso antes de hacerlo para elegir con qué colgarlos cordel, alambre… ¡no queremos accidentes!macetas-recicladas-latas

¿Con cuál te quedas tú? ¿Se te ocurren otras ideas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *