Consejos para poner a punto tu piscina

Parece que ya sí que sí empiezan los días calurosos y tenemos ganas de ponernos en remojo. Y no nos referimos precisamente a hacerlo en la bañera, sino en la piscina.

Pero claro, para poder darnos un refrescante chapuzón es necesario que tengamos nuestra piscina (en caso de tenerla) lista para la batalla. Aquí os dejamos las pautas para poner vuestra piscina a punto para el verano:

Lo primero y más importante, es comprobar que no haya desperfectos ni averías en ella ya el invierno es una estación dura que no suele dejar indiferente a tu jardín y, normalmente, los desgastes por fenómenos meteorológicos pasan factura. En función de la gravedad de los daños puedes arreglarlo tú mismo, sacando a relucir tus dotes de manitas del bricolaje, o si son demasiado graves, te recomendamos que llames a un especialista para que el se ocupe de ello.

Ahora llega el momento de meterte en faena, coger los productos, ponerte unos guantes y hacer una limpieza a fondo de tu piscina. Pero, ¡cuidado! Si tu piscina funciona con cloro nunca uses jabón ya que al contacto puede producir reacción.

Si tu piscina no es natural (que suele ser lo normal), una vez esté todo limpio, toca revisar ladepuradora, tanto la bomba como los filtros deben estar listos y en perfecto estado, y ya llevar a cabo el proceso de filtración y proceder a llenar la piscina. Una vez llena, asegúrate de que el agua sea de calidad, sino tanto esfuerzo habrá sido en vano… Y para reducir el consumo de agua puedes optar por hacerte con un depósito que recoja el agua de la lluvia.

Ojo, no sólo hay que revisar y limpiar la piscina, sino que todo su entorno también necesita que le eches un  vistazo y le dediques tiempo: escalerillas, azulejos, suelos, vallas… Mira el lado positivo, puedes aprovechar y cambiar la distribución exterior y su decoración.

Y es imprescindible que, una vez termines la puesta a punto, lo prolongues en el tiempo cumpliendo con el mantenimiento diario: poner y quitar la lona de protección, apartar los restos de hojas u otros residuos del agua, el nivel de cloro… Eso sí, ten en cuenta que con una piscina ecológica todo este proceso se reduce y simplifica tanto en tiempo como en dinero.

Aquí encontraréis más consejos para poner vuestra piscina a punto. Pero si no puedes ahora mismo arreglarla, no tienes piscina o simplemente te apetece otro tipo de experiencia acuática; siempre puedes irte a alguna de las piscinas municipales que durante este mes irán abriendo sus puertas al público. ¿Nos damos un bañito?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *