Cortinas para vestir tu hogar

Las cortinas son, sin duda, uno de los elementos más vistosos de tu vivienda y también uno de los que más quebraderos de cabeza nos dan.

Llega ese importante momento de vestir tus ventanas o bien cambiar tus viejas cortinas  y te enfrentas a la difícil decisión qué pones: cortina tradicional, panel japonés, estor… Hay múltiples opciones, así que no te precipites y elige bien.

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de elegir es el tipo de ventana o puerta que tienes, ya que no es lo mismo  una corredera que una practicable o abatible y las cortinas no deben ser un obstáculo a la apertura del cerramiento. Tras esto, tienes que reflexionar acerca de la función que van a cumplir en tu hogar, pues tu elección obviamente será distinta si necesitas que entre más luz o por el contrario buscas reducir la luminosidad.

Y llega la temida pregunta… ¿Cuánto cuestan? Pues no te agobies porque cada vez más estilo, diseño y precio son compatibles, así que ahora puedes encontrar unas bonitas cortinas a un precio muy asequible, adaptado a tu presupuesto. Y, además, si te animas incluso puedes hacerlas tú mismo y añadirles algún adorno decorativo como conchas o botones. Seguro que no encontrarás unas más personales y baratas.

Entre las opciones más innovadoras encontrarás los prácticos screen: estores enrollables, muy aconsejables para la cocina ya que no absorben los olores (su precio ronda los 100 €). Y también por el mismo precio puedes poner paquetos, más cómodos para lavar que los estores de varilla.

Algo que está muy de moda en el mundo de la decoración de cortinas es lo que se conoce como maridaje, que no es otra cosa que combinar el uso cortinas y estores en una misma sala. El resultado es espectacular y muy original aunque sube un poco de precio. Y también son tendencia desde hace unos años  los vistosos paneles japoneses (también los puedes encontrar por unos 100 €). Esta opción es perfecta tanto con colores monocromos como con la alternancia de paneles de colores, y lisos con estampados. Con ellos darás un toque de modernidad a esa habitación que no terminas de  definir.

Y tranquilo, que si no te convencen estas últimas novedades, siempre puedes optar por las clásicas pero siempre acertadas cortinas tradicionales (cortina, visillo o visillo y cortina) que oye no me negaréis que tienen su encanto. Y tú, ¿cuáles prefieres?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *