Lámparas para el hogar

La iluminación de tu hogar proviene principalmente de dos focos: las ventanas y las lámparas. Hoy nos centramos en estas últimas para ayudarte en la ardua tarea de elegir la lámpara ideal para tu casa.

Hay que tener en cuenta el tipo, función, estilo, tamaño y forma que deseamos encontrar con la mejor calidad-precio y sin renunciar a la eficiencia, pues no queremos que hacernos con una lámpara atractiva pero que eso se traduzca en una fuente de derroche de energía.

Así que comencemos por el principio: ¿Dónde voy a ubicar la luz? ¿Qué función quiero que cubra? Es decir, no tiene nada que ver el tipo de lámpara que buscaré para complementar el rincón de lectura de una salita que la que pondré en el comedor para iluminar la mesa. Normalmente, en este último caso, para la luz del salón es aconsejable decantarse por la combinación: las lámparas de techo, la clave para que queden perfectas es colocarlas bien centradas, y situar al menos una lámpara de pie, que iluminará una determinada zona con mayor intensidad y aportará un  pie es un mueble que dota de personalidad y estética cualquier espacio. Además, en los dormitorios tienes la posibilidad de jugar con las lámparas de lectura y sus diferentes alturas y diseños.

Con respecto a la iluminación en el baño, normalmente debido a una cuestión de espacio y funcionalidad la tendencia es instalar focos de luz en el techo (principalmente halógenos). La diversión llega con la incorporación, por ejemplo, de luces laterales en los espejos o estanterías.

Tras esto, pasaríamos a ver el estilo, hay que intentar que sea lo más acorde posible al del resto de la estancia o bien, justo lo contrario, que resalte como pieza fundamental de la habitación. Si sigues esta sencilla regla te supondrá un importante refuerzo para la decoración de tu casa; y, no nos engañemos, ¿quién no quiere acertar con la decoración de su vivienda? Todo un comodín para incorporar a tu casa un toque de estilo, son las lámparas de mesa, que gracias a sus pantallas te permitirán jugar con las tonalidades y los estampados. ¡Ah! Y un toque muy original para destacar los muebles de la cocina, salón… a través de la iluminación es incorporar prácticas luces en las vitrinas y armarios, centrará la visión en ellos y serás la envidia de más de una visita.

En cuanto a los colores, formas y tamaños son todo un universo por descubrir, el increíble abanico que puedes encontrar hará que pases horas y horas viendo originales y variados focos de luz. Y no te olvides, si tienes patio o jardín, que también deberás equipar estas zonas con lámparas acordes.

Y lo último pero lo que no significa que por ello no se le deba prestar importancia, es elegir labombilla. Os aviso, las posibilidades, como hemos ido viendo son infinitas con lo que seguro que con un poco de paciencia y ganas al final os hacéis con vuestra lámpara perfecta y de paso, en el proceso,  disfrutáis de las vistas e ilumináis un poco más vuestras mentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *