Ideas para un Halloween terrorífico

Se acercan fechas oscuras… Y es que otro año más con el final de octubre no sólo llega el invierno sino también el día más tenebroso del año: Halloween. ¿Quieres convertir tu casa en un escenario mejor que una película de terror? Te damos todas las claves para lograrlo y triunfar cual terrorífica familia Adams.

Decoración de Halloween para la casa

La decoración para Halloween es uno de los pilares imprescindibles para cualquier fiesta de terror que quiera estar bien. Y el primer paso es elegir la temática con la que ambientarás de tu fiesta, para lo cual, las opciones, tanto de ideas como de precios,  son infinitas: desde vampiros, fantasmas,  super héroes, películas de terror…

Éstas son algunas ideas:

  • Las telarañas aportarán ese toque espeluznante a las estancias de tu hogar y lo mejor es que las puedes colgar por todas partes… Y si te atreves también puedes poner arañas de plástico o  murciélagos por tus muebles, aunque quizás no sea muy apto para cardíacos…
  • Las calabazas, sin duda, son un clásico que no puede faltar en tu fiesta. Las puedes decorar de mil formas e incluso pintarlas del color que más le pegue, ya que no es lo mismo que tu fiesta esté ambientada en una cueva que en un cementerio.
  • Sombras en las puertas y ventanas, con las que lograrás que tus invitados no se separen los unos de los otros: La casa ha sido tomada por espíritus.
  • Y una idea muy práctica: Pon fundas y sábanas pintadas sobre tus mueblespodrás convertir tus muebles en algo diferente y extremadamente terrorífico. Y lo mejor es que para recoger bastará con que levantes las sábanas y todo quedará limpio e intacto.

Halloween en la comida

El menú es otra de las piezas claves para la organización de tu fiesta, como dicen las abuelas a la gente se la gana por el estómago. ¿Qué tal unas escalofriantes galletas de momia o una repugnante sopa de ojosAquí encontrarás diferentes recetas para encontrar el menú que mejor se adapte a tus preferencias… ¡Bonne appetit!

Disfraces para Halloween

Por supuesto, no te puedes olvidar una vez que está todo listo, de caracterizar bien a tu personaje. Para ello es importante no solo el atrezzo del disfraz con la ropa y el maquillaje, sino también que hagas propios algunos guiños típicos de tu personaje: ¿Dónde se ha visto un fantasma que no asuste o un lobo que no aúlle?

Y no te olvides que la finalidad es pasarlo bien y enganchar a tus invitados. Así que recíbeles con una horripilante bienvenida y ameniza la velada con diferentes actividades lúdicas como teatrillos terroríficos, juegos de mes de miedo, etc. Deja volar tu imaginación… ¡Y a morirse de risa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *