Detalles de color para tu casa

Estamos en plena cuesta de enero y nuestras casas han perdido el brillo de los adornos navideños para volver a la rutina del trabajo y los días fríos y lluviosos. En Vivienda Saludable no queremos que os pueda la apatía de este mes y por eso os proponemos una terapia de color en vuestra casa para levantar el ánimo.

Si ya has guardado las guirnaldas y la vajilla buena anímate a dar un aire fresco y alegre a tu casa con detalles de color que nos cuesten poco dinero y nos transmitan energía positiva. Aquí van algunas ideas:

La terapia del color no solo puede animarnos en estas fechas si no que, además, puede dar un nuevo look a tu casa. Eso sí, es mejor hacerlo lo más económico posible porque así podemos ser creativos sin miedo a equivocarnos y desperdiciar el dinero.

Entrada

Empecemos por la entrada de nuestra casa. Para la entrada la opción más fácil son lasflores, además si tienen buen aroma matas dos pájaros de un tiro. El problema es que son un poco caras así que una buena idea es comprar una única flor que sea bonita y lucida, puedes ponerla en un jarrón de cristal de los chinos o hasta el una copa de cristal que tengas  y te dará un toque más chic que los tradicionales arreglos florales.

Otro truquito para dar color en una entrada son los percheros, y alguno pondrá cara de sorpresa,  pero si no tenéis necesidad de un pechero en la entrada podéis comprar unos sencillo de pared y llenarlo con vuestros pañuelos y pasminas, eso si hay que usarlo como toque decorativo y no llenarlo de abrigos pesadotes porque entonces no tiene gracia. Un percherito con sombreros, bufandas y pañuelos de colores puede alegrar la entrada y sirve para tapar cosas como el cuadro eléctrico.

Pasillo

Para alegrar un pasillo nosotros mismos podemos hacer nuestro propio adorno floral en algún recipiente original  como una caja de metal que tengáis. Compra claveles que son bastante baratos y colócalos en una esquina, si los pones en el foco principal de una habitación quizá sean demasiado llamativos pero si buscas un punto secundario darán color sin agobiarte.

Salón

En el salón los cojines son algo también fácil de cambiar, si tenéis el salón perfectamente combinado en los tonos naturales que se llevan ahora introducir un par de cojines pequeños en naranja, morado o verde puede quedar muy bien porque rompen un poco la monotonía. Puedes probar con alguna de las fundas de cojines que encontrarás en tiendas como Natura o Zara Home. Y si no te gusta como queda pues lo devuelves.

Cocina

Y dejo para el final mi lugar favorito que es la cocina donde hay montones de posibilidades para dar color:  Anímate a comprar tazas de colores de tipo inglés (“mugs”), las puedes comprar sueltas por cuatro duros en cualquier hipermercado y colgarlas  con ganchitos de pegar. Y luego están los paños y manoplas, si solo las tienes por motivos prácticos te estás perdiendo una gran fuente de color para tu cocina. Las hay ideales en muchas tiendas.

Y cómo no,  para mí es fundamental tener alguna plantita en la cocina, los tonos verdes resultan de lo más refrescante. Si aún no la tienes, una buena idea es hacerte un montaje con hierbas aromática. Te coges una maceta grande y la rellenas con macetitas pequeñas de hierbas como la menta, romero o la albahaca. Estas pequeñas macetas de plástico no te van a costar más de cinco euros. Hasta en los supermercados las venden.

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *