Cómo aprovechar la luz solar en casa

El verano, además de otros muchos beneficios, nos trae muchas horas de luz al día. Esto, como no podría ser de otra manera, nos ofrece multitud de ventajas; facilita a nuestra vivienda una luz confortable, a la sociedad en general y a nuestro bolsillo en particular ahorro energético, y a nosotros numerosos beneficios para nuestra salud.

La exposición a la luz solar proporciona cuantiosas ayudas para nuestro bienestar que simplemente no se podrían obtener de otra manera. La falta de luz solar es una de las principales causas del desánimo, apatía y en su máxima expresión de la depresión. En países con prolongados inviernos sin luz, como Suecia, Noruega y Finlandia, las tasas de depresión y suicidios son las más altas de todo el mundo. Por todas estas razones ofrecemos una serie de pautas para que podáis aprovechar mejor las horas de luz.

¿Cómo beneficiarse de la iluminación de la vivienda?

Para aprovechar las horas de luz es esencial una adecuada iluminación de la vivienda. Para lograr los beneficios que las horas de luz solar nos proporcionan, ponemos a vuestra disposición una serie de consejos y pautas que mejorarán la iluminación de las estancias de vuestro hogar:

  1. Utilizar todas las ventanas de la vivienda, teniendo en cuenta las horas de sol y su orientación.
  2. Cuando el sol entra de lleno a través de los cristales puede llegar a molestar, una solución sencilla es tamizar la luz utilizando unas cortinas del grosor y material adecuado. Lo conveniente es utilizar materiales translúcidos que no resten claridad en exceso.
  3. En los primeros meses de la primavera y últimos del invierno es aconsejable dejar entrar el sol de mediodía a través de los cristales, que actúan como una especie de lupas calentando las estancias de la casa de forma prolongada.
  4. Claraboyas y lucernarios. Diseñadas para aprovechar al máximo la luz natural, ofreciendo soluciones eficaces de iluminación para espacios interiores con un coste bajo comparado con las ventajas que ofrece.
  5. Espejos y objetos de vidrio. Reflejan la claridad y por lo tanto, cumplen parte de la función de las ventanas. Un espejo ubicado cerca de las ventanas refleja la luz, el sol y el espacio exterior, transformándose en un foco luminoso natural.
  6. Suelos y paredes brillantes. La luz recorre nuestra vivienda y son los elementos que encuentra en su camino los encargados de potenciarla o disminuirla.Cuando la luz entra en contacto con superficies lisas y pulidas se refleja más, multiplicando la luminosidad.

Un buen aprovechamiento de la luz en cada estancia de la casa mejora el ambiente de nuestro hogar convirtiéndolo en un lugar más saludable y luminoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *