Cambiar el look del baño para conseguir un buen aislamiento

El baño es la estancia de la casa en la que suele perderse más calor a lo largo del día. A todos nos gusta tener bien ventilados los baños para evitar problemas de humedad, y por ello siempre contamos con un sistema de ventilación eficiente o una buena ventana que podamos mantener abierta el tiempo necesario para evitar que se condense la humedad. Pero precisamente, estos dos detalles suelen ser los principales responsables de un aislamiento térmico inadecuado.

Durante el invierno, al dejar que el aire del exterior entre en nuestro baño para ventilarlo, también conseguimos que penetre frío, lo que puede ser un gran problema a la hora de ducharnos, sobre todo si no disponemos de un buen sistema de calefacción y de un aislamiento adecuado en el baño.

No hay nada más desagradable que tener que darse una ducha en pleno invierno pasando frío. Por ello hoy queremos dar algunos trucos para cambiar la decoración del baño de una forma muy sencilla y económica, al mismo tiempo que lo adecuamos con un buen aislamiento térmico para optimizarlo al 100%.

Trucos para lograr un mejor aislamiento térmico en tu baño

Placas decorativas de poliuretano

Para cambiar por completo el aspecto de las paredes de nuestro baño sin tener que recurrir a ningún tipo de obra, podemos recurrir a los paneles de poliuretano especiales para recubrir paredes. De esta forma, vamos a cambiar la decoración del baño, obteniendo un mejor aislamiento térmico y acústico.

Su colocación es muy sencilla, sólo hay que cortar los paneles con la medida adecuada, e ir fijándolos cuidadosamente sobre la pared a través de pequeños orificios dónde colocaremos tacos y tirafondos. Para rematar, se pueden rellenar los huecos entre las placas con masilla, y cubriendo con pintura al agua los huecos de los tirafondos.

Pavimento adhesivo

De la misma forma que con las paredes, también podemos cambiar el aspecto del suelo del baño y lograr un mejor aislamiento del calor colocando fácilmente pavimento adhesivo.

Para la aplicación de pavimento adhesivo, se utiliza adhesivo especial para suelos de este tipo y moquetas. El suelo debe estar completamente limpio, y tan sólo hay que aplicar el pegamento en toda la superficie del suelo, esperar unos minutos, y pegar el pavimento nuevo haciendo una ligera presión para que quede bien pegado.

Toallero eléctrico

Como último punto para lograr un baño más cálido una vez que hemos logrado minimizar la pérdida de calor, es colocar un punto de emisión de calor que al mismo tiempo nos sea funcional, como son los toalleros que actúan al mismo tiempo de radiador.

En el mercado podemos encontrar diferentes tipos de toalleros eléctricos de este tipo, con formas y tamaños que se ajustan a las necesidades de nuestro baño. Una vez elegido el más adecuado, sólo tenemos que colocarlo sobre la pared a través de los enganches que él mismo incluye, y asegurarnos de que haya una toma de corriente cerca donde podamos enchufarlo para su uso.

Gracias al total aislamiento térmico que hemos logrado con la reforma del baño cambiando paredes y suelos, y con una nueva fuente de calor más funcional y eficiente, haremos de nuestro baño un lugar cálido del que disfrutar de una buena ducha incluso en los días más fríos del año. Siempre sin renunciar a la necesaria ventilación y sin engorrosas obras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *