Dolor de cabeza

Una mala ventilación en nuestro hogar puede provocar numerosos efectos nocivos en la salud. Uno de los más comunes son los dolores de cabeza, que pueden hacernos la vida imposible y no disfrutar de descanso en nuestra vivienda.

El dolor de cabeza es un dolor o molestia en la cabeza, el cuero cabelludo o el cuello. Los tipos de dolores de cabeza más comunes probablemente son causados por tensión muscular en los hombros, el cuello, el cuero cabelludo y la mandíbula.

Pero no todos los dolores de cabeza son iguales. Existen diversos tipos, como dolores tipo migraña, dolores de cabeza de tensión, dolores de cabeza de retirada, dolores de cabeza “alérgicos”, esfuerzo (ejercido inducido), dolores de cabeza en racimo o dolores de cabeza por fatigada visual. Un gran porcentaje de la población sufre este tipo de dolencia alguna o varias veces en su vida, desconociendo en muchas de las ocasiones la causa de los mismos.

Mala ventilación

Muchas viviendas ya construidas o proyectadas para construir en un futuro tienen diseños dispares en lo que a la capacidad de ventilación se refiere. Una de las causas que provoca estas diferencias son los costes de fabricación, disminuyendo considerablemente el número y el tamaño de las ventanas en edificaciones de bajo coste. En estos casos sus habitantes encuentran un panorama de difícil solución. De igual manera existen muchos hogares que aún estando perfectamente estructurados para favorecer la entrada de aire del exterior sus propietarios mantienen cerradas continuamente puertas y ventanas.

En viviendas con una mala ventilación bien sea porque el diseño de la misma no lo permite o porque aún siendo técnicamente posible sus habitantes no la airean lo suficiente se produce una disminución de los niveles de oxígeno. El oxígeno es el componente del aire que nuestro cuerpo utiliza para las reacciones vitales, la ausencia de esta sustancia en nuestro organismo es letal. Para evitar que esta carencia se produzca, el cuerpo humano ha desarrollado una serie de mecanismos de defensa que favorecen la llegada de oxígeno a los órganos vitales. De este modo cuando se detecta un descenso en los niveles de oxígeno en la sangre que llega hasta el cerebro, las arterias del mismo aumentan su calibre para que entre mucha más sangre oxigenada. Esta alteración de la regulación del calibre arterial origina el dolor de cabeza.

Aunque es el motivo principal por el que una mala ventilación puede producir dolores de cabeza no es el único, ya que sólo se está teniendo en cuenta la disminución de los niveles de oxígeno. Sin embargo, la falta de aireación del ambiente del hogar provoca también una acumulación de sustancias tóxicas, las cuales también pueden producir cefaleas.

Si detectas que la ventilación de tu hogar es defectuosa y deseas mejorarla, no dudes en contactar con un profesional para que te asesore sobre el tema.

Imagen: Flickr – Mislav Marohnic

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *