Altavoz negro con una mano

Mejorar la acústica es una de las primeras medidas a tomar en casa cuando notas que no percibes la música como realmente te gusta, con la calidad que necesitan tus educados oídos.

Si bien en otra época tu reacción hubiera sido lanzarte tras la búsqueda de mejores y más modernos equipos de sonido, o contratar a un experto que proyectara nuevas inversiones para lograr un aislamiento acústico que te distanciara de la contaminación sonora del exterior, hoy, cuando el dinero no sobra, debes detenerte a pensar miles de alternativas para hacer de tu vivienda un lugar más acogedor, con mejor resonancia, y sostenible.

En el presente artículo te ayudaremos a hacerlo poniendo en tus manos 2 imprescindibles trucos.

Truco 1: evita los materiales que reverberen el sonido

Entre muchos otros procesos, la audición humana se produce por la propagación de las ondas sonoras a través de los conductos auditivos que chocan con el tímpano y lo hacen vibrar. Escuchas todo lo que llega hasta tus oídos. Nadie tiene la capacidad de separar uno y otro tono para quedarse con el que prefiere.

Cuando estás en una habitación con amplias puertas y ventanas de cristal, quieras o no, además de las ondas sonoras que trasmite el equipo de música, escuchas también las vibraciones que emite el cristal.

Debes saber que las amplias superficies de cristal vibran cuando las ondas sonoras inciden sobre ellas y esta vibración produce su propio eco para entorpecer la nitidez de la música que suena.

Por eso, tu primer y más grandioso truco deberá centrarse en prestar un poco más de atención a los materiales que conforman tu vivienda. Si tienes ventanas o puertas de cristal en la habitación en donde pretendes mejorar la acústica te recomendamos comprar cortinas de tela gruesas o afelpadas para cubrirlas. Las cortinas también le darán un toque elegante a tu salón.

Además del cristal existen otros materiales comunes dentro de una habitación que son poco absorbentes y actúan como verdaderos reflectores acústicos, entre ellos podemos citarte: el vidrio y la porcelana.

Ahora bien, a diferencia de los anteriores, hay materiales que sí logran un óptimo acondicionamiento acústico en un local cerrado. Los mismos tienen la capacidad de absorber la energía que reciben a través de las ondas sonoras y no hacen reverberar la música. Entre ellos podemos citarte el papel y la madera.

El papel y la madera se especializan, por llamarlo de alguna forma, en el control de la emisión, la transmisión y la recepción de todas las ondas de sonido que “vuelan” dentro de una habitación.

Por ese motivo, si quieres darle un mejor confort sonoro a tu salón te recomendamos colocar librerías dentro del mismo, muebles de madera y objetos decorativos de madera o papel maché.

Truco 2: cambia la disposición de muebles y elementos decorativos

El acondicionamiento de un local con vistas a mejorar la calidad acústica en su interior debe partir de la disposición de todos los elementos que se encuentren dentro del mismo.

La reverberación del sonido y el tiempo que él tarda, se controlan colocando aquí y allá los diversos objetos decorativos y muebles dentro de un salón, por ello, si pretendes mejorar la acústica el segundo truco que te recomendamos va a centrarse en variar la disposición de los elementos echando también un ojo a los materiales con los que están confeccionados.

En este sentido te sugerimos:

  1. Usar muebles de madera o muebles tapizados con materiales tipo felpudos.
  2. No colocar muebles y objetos decorativos entre una y otra bocina (cajones acústicos).
  3. Ambientar el lugar con plantas (naturales de preferencia para que mejoren la vista, reduzcan el estrés, ofrezcan bienestar emocional y relajación) ubicadas por toda la habitación excepto entre una y otra caja acústica. Las plantas ayudan a propagar el sonido descomponiendo las ondas que llegan a ellas en unas mucho más pequeñas que viajan a todos los rincones de dicho salón y favorecen la resonancia dentro del mismo.
  4. Poner alfombras gruesas en el suelo. El afelpado de las alfombras es un buen absorbente acústico y reduce la distorsión que provocan los pisos de mármol y gres.

Trucos para mejorar la acústica de tu salón

Se sabe que la habitación donde se instala un equipo de música es tan o más importante que el aparato en sí, por ello, en tus manos está la manera de sacar mejor partido a los equipos de sonido que tienes instalados en tu vivienda.

Como te comentamos, para mejorar la acústica de tu salón no necesitas hacer grandes inversiones, basta sólo con evitar tener dentro de él materiales que reverberen el sonido y poner más cuidado en la elección y la disposición de los muebles y elementos decorativos que lo conforman.

Si lo logras, tanto tú como tu familia podréis disfrutar de momentos más agradables para compartir al compás de la música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *