Bebé jugando en el salón

Cuando organizó su hogar lo hizo teniendo en cuenta su gusto personal. Ahora, deberá organizarlo en torno a la seguridad de sus hijos. Los niños que recién comienzan a caminar tienen su mente más ocupada que los niños de otras edades, por lo que se encontrarán en más situaciones de peligro. Manténgase alerta, y tenga en cuenta todas las posibles fuentes de peligro que puedan existir en su hogar y que puedan llegar a poner en peligro la vida de su hijo/a.

Descuidos más comunes

  • Lo más habitual son caídas por iniciarse a caminar o golpes con mobiliarios de la casa.
  • También son comunes las quemaduras y los cortes.
  • En casos extremos, pueden llegar a electrocutarse al introducir los dedos en tomas de corriente, o al llevarse a la boca cables que estén a su alcance.
  • Hay que tener mucho cuidado con las intoxicaciones, ya que los niños más pequeños tienden a llevarse a la boca todo lo que pillan por el camino.

Prevención de posibles situaciones de peligro:

  • Guarde los cuchillos y otros objetos cortantes o puntiagudos que puedan haber en la cocina en alacenas situadas fuera del alcance de los niños.
  • Ponga también fuera de su alcance objetos calientes o peligrosos para los niños.
  • Cuando cocine, use los fuegos más alejados del borde de la cocina y dé la vuelta a los mangos de las ollas.
  • Cubra los enchufes con tapas de plástico.
  • Instale puertas de seguridad para niños. Éstas son fabricadas utilizando una gran variedad de materiales, de acuerdo a las diferentes edades y necesidades de su hijo/a: es así que podrá encontrar puertas fabricadas con malla o entretejido, con madera o con metal.
  • Si su casa tiene escaleras, proteja los accesos a éstas con redes o puertas de seguridad.
  • Mantenga fuera del alcance de los niños los productos tóxicos y, en caso de que los ingiera, acuda lo más rápido posible al hospital.

Enlaces de interés:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *