La seguridad de nuestros niños

Nuestro hogar puede ser un lugar seguro, pero nunca está de más tomar precauciones para controlar la seguridad dentro del hogar. No te pierdas nuestros consejos para proteger la seguridad de tus hijos.

Siempre repetimos que para conseguir una Vivienda Saludable tenemos que trabajar en cuatro pilares fundamentales: la vivienda sana, la vivienda confortable, la vivienda segura y lavivienda sostenible. En posts anteriores hemos tratado estos temas más en profundidad, incluso en nuestra página web podéis consultar más información específica, pero hoy queremos hacer hincapié en la parte más importante de nuestra casa y de nuestras vidas: los niños.

Estos pequeños seres nos llenan de felicidad, pero tienen una capacidad innata para meterse en problemas con las cosas más comunes y banales. Viven en un mundo de descubrimientos y muchas veces esos descubrimientos son peligrosos o perjudiciales. Conozcamos lo potenciales peligros que podemos tener en casa para evitar problemas o para solucionarlos rápidamente en caso de que sucediesen.

Según un estudio realizado por el Ministerio de Sanidad y Consumo, en el año 2007, 1.754.335 españoles se vieron implicados en un accidente doméstico, lo que significa que casi 4 individuos de cada 100 tuvieron un percance de este tipo. Los accidentes más frecuentes en el hogar están causados por caídas (41,4%), aplastamientos, cortes y desgarros (22,6%), golpes o choques (13,0%), por efectos térmicos o quemaduras (9,6%) y por esfuerzos físicos o agotamiento (4,2%).

Pero no nos asustemos, es fácil evitarlos con un poco de atención y precaución. Os dejamos unos consejos para una mayor seguridad de los niños:

  • No los dejes solos. Hay que evitar que permanezcan mucho tiempo solos en cualquier habitación sin vigilancia periódica de un adulto.
  • No permitas bajo ningún concepto que un niño pequeño permanezca en la bañera jugando con el agua sin la adecuada vigilancia de un adulto.
  • Hay que llenar la bañera con la cantidad imprescindible de agua y vigilar durante el baño a niños y a personas con algún tipo de discapacidad que tengan riesgo de caída.
  • Evita desgracias fatales, como los ahogamientos. Las piscinas, balsas o pozos en la vivienda deberán estar valladas y sus puertas cerradas, siendo aconsejable proteger su superficie.
  • Durante las vacaciones de verano no debes perder de vista a los pequeños en la playa, la piscinaEstimula la enseñanza de la natación a edades tempranas.
  • No dejes que entre en la piscina de forma brusca, sobre todo después de comer.
  • Los juguetes no deben tener aristas cortantes, ni ángulos puntiagudos, ni estar fabricados con materiales tóxicos. Su tamaño será lo suficientemente grande para impedir que los introduzcan en la boca y se los traguen.
  • Evita que jueguen en lugares peligrosos: escaleras, ventanas, balcones, … así como en proximidades de hoyos, pozos, piscinas…
  • Protege los enchufes de la red eléctrica para evitar que introduzcan los dedos u objetos pequeños en éstos.
  • Vigila el uso de estufas y hornillos de gas (evita dormir con ellos encendidos)
  • Cuidado con la cocina. No debes cocinar con el niño en brazos ni dejarlo en el suelo cerca de la cocina, las quemaduras son altamente peligrosas.
  • Guarda fuera de su “campo de acción” productos peligrosos. Coloca los productos de limpieza u otros productos potencialmente tóxicos en estanterías o muebles en alto para evitar su ingestión. Impide que tengan acceso a bebidas alcohólicas.
  • No deben quedar al alcance de los niños objetos que supongan peligro de asfixia o atragantamiento (bolsas de plástico, monedas, botones, …) Guarda bajo llave los medicamentos.

Como vemos, es más fácil tener tranquilidad en una Vivienda Saludable. Por tu felicidad y por la de los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *