Las alarmas son el principal sistema de seguridad tecnológico en los hogares españoles. Sea cual sea el sistema de alarma que utilicemos, el funcionamiento es similar: suena un ruido agudo y el caco sale huyendo al verse descubierto.

Las alarmas son el principal sistema de seguridad tecnológico en los hogares españoles. Sea cual sea el sistema de alarma que utilicemos, el funcionamiento es similar: suena un ruido agudo y el caco sale huyendo al verse descubierto. Excepto que la alarma tan solo emita ruido, lo normal es que esté conectada a una empresa de seguridad que será la encargada de llamar a la policía.

Una vez con la alarma instalada, la empresa de seguridad nos proporcionará un usuario y una contraseña. Cada vez que entremos en casa debemos marcar la contraseña correcta para que la alarma no salte. Si la clave introducida es incorrecta, la empresa de seguridad llamará a la casa para pedir la contraseña correcta. Sin embargo, si nadie coge el teléfono o la contraseña dada es incorrecta la compañía llamará a la policía.

Hay que tener cuidado con los descuidos o errores a la hora de marcar la clave y hablar con la empresa de seguridad. La tercera vez que la policía se presente en nuestra casa por error tendremos que pagar una multa que oscila entre los 3.000 y los 30.000 euros.

Sistemas de alarmas

  • Sistema de alarma simple: son sólo alarmas disuasorias, no están conectadas a ninguna empresa de seguridad. Su objetivo es hacer ruido en caso de robo para ahuyentar a los cacos.

Ventajas:

– Son baratas ya que no necesitamos pagar a una empresa de seguridad.

– Su instalación es muy sencilla, el propio usuario puede hacerlo.

Desventajas:

– En caso de que suenen, la policía no acudirá a casa a ayudarnos.

– Los precios son muy diversos dependiendo de las marcas.

  • Sistema de radio: trabaja comunicándose mediante frecuencias de radio, por lo que no necesita cableado. Está formado por una consola, un teclado para conectar y desconectar el sistema y un mando. También pueden incluir cámaras. Este sistema funciona conectándose a la red eléctrica o mediante baterías.

Ventajas:

– Su instalación no requiere reformas en el hogar.

– Es más barato que el sistema de cableado.

Desventajas:

– Un grado de seguridad inferior al cableado.

  • Sistema de cableado: se instalan cables por toda la casa, por lo que todas las zonas de la vivienda están vigiladas.

Ventajas:

– Es más seguro que el sistema de cableado. Vigila toda la vivienda.

Desventajas:

– Para instalarlo hay que hacer reformas en la vivienda: levantamiento de suelo o paredes.

– Los costes de instalación y mantenimiento son mayores.

  • Sistema volumétrico de sensores: los sensores captan los movimientos en su zona de actuación. Este sistema se compone de una unidad de control, una consola y un teclado para conectar y desconectar el sistema o eliminar zonas.

Ventajas:

– Es ideal para viviendas grandes: el usuario puede estar en una zona de la casa y conectar el sistema en las zonas desocupadas.

Desventajas:

– La alarma es más sensible y salta con más facilidad que en otros sistemas.

– Es caro.

Imagen: Flickr (aFrozenMoment)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *