Si te has decidido a instalar un aparato de aire acondicionado en tu hogar es muy importante tener en cuenta una serie de factores que en el post de hoy vamos a explicarte detalladamente para que puedas disfrutarlo plenamente.

Instalación del aparato de aire acondicionado

  • En la colocación de aparatos domésticos de aire acondicionado, habitualmente con el modelo split(un compresor que se ubica en el exterior y equipos evaporadores en el interior) no es necesaria excesiva obra.
  • No obstante es importante contar con el permiso de la comunidad de vecinos, pues será necesario utilizar la fachada interior del edificio para colocar el compresor, y estar dispuesto a agujerear paredes por donde deben discurrir los desagües, aunque se disimulan con canaletas.

Los profesionales precisan de 2 días para terminar la obra y el coste ronda los 800 euros. Un inconveniente reconocido de estos aparatos es que en regiones muy cálidas donde el transformador (normalmente situado en el balcón o fachada) permanece en contacto con temperaturas muy altas, las averías son más frecuentes, pues debe realizar mucho más trabajo.

Sistemas de aire acondicionado

  • Sistemas compactos y partidos:

– Sistemas compactos: el evaporador y condensador están en la misma carcasa. Ejemplo: el sistema “pingüino” es un ejemplo de sistema compacto transportable, que habitualmente, expulsa el aire al exterior por el condensador.

– Sistemas partidos: tienen una unidad interior y otra exterior conectadas por conducciones frigoríficas.

  •   Sistemas reversibles y no reversibles:

– Sistemas no reversibles: suministran sólo frío o sólo calor.

– Sistemas reversibles: pueden invertir el ciclo, dando frío o calor. Las clases de eficiencia exigen diferentes valores para los diferentes tipos de sistemas.

Imagen: Flickr (jasoneppink)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *