Depura tu casa tras el verano

Consejos para renovar tu hogar a la vuelta de las vacaciones.

El verano está apunto de acabar y en breve pasaremos a esos fríos y grises días en los que muchas veces solo apetece quedarse en casa… Pero claro, para que dé gusto estar en casita es necesario tener una vivienda confortable y bien equipada para hacerle frente al invierno. Aquí te resumimos algunos aspectos a los que deberás prestar atención a la hora de poner tu casa a punto tras el verano.

  1. Revisa el estado de tus electrodomésticos: Lo más seguro es que durante el verano hayas pasado muchos días fuera de casa e incluso semanas, así que puede que no te hayas dado cuenta de alguna deficiencia en tus electrodomésticos. Conviene que revises su correcto funcionamiento así como el de la calefacción y, en caso de que fuera necesario, que avises a un profesional para su puesta apunto. Y si alguno de ellos es ya viejo e ineficiente, quizás es el momento de cambiarlo por un Triple A.
  2. Aislamiento térmico y acústicoventanas y puertas. Como siempre decimos unos buenos cerramientos son la clave para no pasar frío y ahorrar energía y dinero. Con unas buenasventanas aislantes no tendrás que abusar de la calefacción y tu casa estará siempre a la temperatura ideal.
  3.  Persianas: Tan importantes como las ventanas son las persianas. Una buena ventana siempre debe ir acompañada de una buena persiana por cuyo cajón no se escape la energía. Si nuestro cajón de persiana es mediocre de poco nos servirá tener una buena ventana.
  4. Techos y suelos: Son dos elementos también fundamentales en el aislamiento, pero por desgracia no tan fáciles de sustituir como las ventanas. Lo ideal es tener muy en cuenta su calidad a la hora de hacernos con nuestra nueva casa, pero si ya es tarde para eso, existen paneles aislantes que se pueden acoplar en ellos para aumentar el aislamiento.
  5. Redecora tu casa: El otoño es un momento ideal para plasmar esas nuevas ideas para tu casa que te llevan tiempo rondando la cabeza… Aprovecha a cambiar la decoración de tu vivienda y a hacerla más cálida y confortable. Unos buenas aliados para ello son las alfombras, edredones, mantas y cortinas. Los tonos marrones, amarillos, beigs… van de fábula en esta época.
  6. Aprovecha a cambiar los armarios: En otoño como en primavera suele tocar el cambio de armarios. Empieza a cambiar paulatinamente la ropa de verano por la de invierno y que no te pille el toro.
  7. Mejora tus rutinas domésticasventila siempre las habitaciones, pon especial atención en la limpieza de la casa si tienes mascota, elige aromas suaves y otoñales para ambientarla, etc.
  8. Zonas exteriores: Las barbacoas y los vermuts al aire libre darán lugar a las comidas y sobremesas calentitos dentro de casa. Es el momento de dejar bien limpia y recogida tu terraza o patio. Y no te olvides de guardar sillas, mesas y demás mobiliario o , si no tienes dónde guardarlo, tápalos bien con plásticos para que no se deterioren.
Y después de hacer todo esto ya estarás casi preparado para la llegada del frío. Ahora solo nos queda cambiar el chip y adaptar nuestras rutinas a la nueva estación. Eso sí, sin cambiar el buen humor del verano.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *