suelo radiante y calefacción en el tecoh

La calefacción de techo y suelo radiantes es el sistema más eficiente que se puede encontrar hoy en día en el mercado. Funciona con agua a unos 45º, frente a los 70º que necesitan los radiadores tradicionales. Combinado con una caldera eficiente capaz de trabajar a bajas temperaturas podemos ahorrar en nuestra factura energética.

¿Qué es el techo y suelo radiantes?

Es el sistema de calefacción más eficiente que se puede encontrar hoy en día en el mercado. Su principal ventaja es que funciona con agua a unos 45º, frente a los 70º que necesitan los radiadores tradicionales. Por lo tanto, si se combina con una caldera eficiente capaz de trabajar a bajas temperaturas, podemos ahorrar en nuestra factura energética.

Los radiadores convencionales calientan el aire. En cambio, la calefacción radiante envía la energía a través de ondas infrarrojas que sólo se convierten en calor cuando chocan con un cuerpo sólido. Es decir, cuando entran en contacto con nuestros cuerpos, con muebles, con objetos, con las paredes, etc. Este tipo de ondas no son perjudiciales para el ser humano, siendo muy similares a las que emite el sol.

Los sistemas de calefacción radiante están formado por un conjunto de tuberías unidas en paralelo que recorren el techo o el suelo del hogar.

¿En qué lugares es recomendable?

  • Locales o habitaciones con techo alto: el aire caliente tiene la tendencia a ir hacia arriba. Por este motivo, en espacios con techos altos los sistemas de calefacción que se basan en calentar el aire son poco eficientes. La calefacción radiante no tiene este problema, ya que el calor sólo se produce cuando las ondas entran en contacto con un cuerpo sólido. Se ahorra así energía y el calor se concentra donde nosotros deseamos.
  • Lugares con niños: la calefacción radiante se introduce por dentro del suelo o del techo. En este sentido, los niños que tienen tendencia a tirarse por el suelo no corren el peligro de golpearse contra los bordes de los radiadores.
  • Personas alérgicas al polvo o al polen: la calefacción radiante no mueve el aire del hogar como otros sistemas. Las personas alérgicas no se enfrentarán a tantas partículas suspendidas.

Ventajas

  • Eficiente: este sistema no tiene que calentar todo el volumen del aire, sino que se concentra sólo en los cuerpos sólidos. Además, si se combina con una caldera o bomba de calor eficiente capaz de trabajar bajas temperaturas, puede trabajar con agua a la mitad de temperatura que los sistemas tradicionales.
  • Ahorro: necesita consumir menos energía que un sistema convencional, con el consiguiente ahorro económico
  • Invisible: la calefacción radiante se oculta por dentro de techos y suelos. En este sentido, no ocupa espacio y no nos limita a la hora de colocar muebles en casa.
  • Reversible: puede distribuir tanto calefacción como refrigeración, según la época del año.
  • Regulable: se instalan zonas independientes para poder regular la climatización en cada habitación.
  • Sano: no reseca el ambiente y la distribución del calor es mucho más homogénea. De esta manera, la parte inferior del cuerpo se mantiene siempre caliente, mientras que la cabeza no recibe directamente el calor de la calefacción.
  • No necesita mantenimiento.
  • Subvenciones: al tratarse de un sistema de calefacción eficiente, la Administración Pública da cada cierto tiempo subvenciones para su instalación.

Inconvenientes del suelo radiante

  • Sólo en reformas u obra nueva: la instalación del techo radiante sólo compensa económicamente si la obra es nueva o vamos a hacer una reforma total. Levantar el suelo de la casa es muy costoso si sólo queremos instalar la calefacción. Este inconveniente no lo tiene el techo radiante, ya que no necesita de una obra civil y se puede hacer en cualquier momento.
  • No es compatible con todos los tipos de suelo: la moqueta y el parquet funcionan como aislantes de la calefacción radiante, por lo que no son compatibles. El techo radiante no tiene este inconveniente.

Empresas

Imagen: Flickr (beck.claudio)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *