Entonces ¿no es normal pagar tanta calefacción? Depende de lo que entendamos por normal. Podemos especificar que, en España, es habitual pagar tanta calefacción, pero no por ello es lógico. Te explicamos cuál es la situación y cuál podría ser.

Consumimos lo que consumimos porque los edificios aíslan lo que aíslan. Y los edificios aíslan lo que aíslan porque no se construyen con las cantidades ni las calidades de producto necesarias. La industria tiene materiales muy eficaces y a precios muy competitivos desde hace tiempo, pero la inercia del sector construcción ha provocado que no se haya hecho un cambio porque significaba aumentar los plazos y aumentar los costes. Por otro lado, el comprador de vivienda tampoco ha sido muy exigente en ese aspecto, en parte por indiferencia, en parte por desconocimiento.

Habitación de matrimonio blanca

Entonces, ante la pregunta de si es normal o no pagar tanta calefacción, que cada uno dé su respuesta. Desde luego, lo que no parece es lógico, ni irremediable, ni sostenible en el tiempo.

Quizá la pregunta que habría que hacerse es más bien: entonces ¿lo normal es estar en casa con una temperatura agradable y constante?

De nuevo, normal es una palabra complicada. Pero en cualquier caso, es lógico y posible estar en el interior de los edificios sin zonas más frías que otras, sin horas del día más frías que otras, sin corrientes indeseadas, ni humedades descontroladas. Sólo hay que dominar la física de lo que pasa dentro de un edificio y construir en función de ello.

Interior de un baño moderno

Si están bien hechos, los edificios no necesitan tanta energía para mantener temperaturas de confort, y, lo que es mejor, en una vivienda sin calefacción o refrigeración, no se estaría mal en el interior. Conceptos como la pobreza energética, casi desaparecerían, dado el mínimo gasto que supondría la energía en relación a los sueldos (al menos en lo referente a climatización).

Habitación matrimonio en invierno

Para que os hagáis una idea: una vivienda unifamiliar sin edificios alrededor, de unos 300 m², siendo PassivHaus puede tener unos gastos anuales de calefacción, refrigeración y agua caliente de 400 €. En total. ¿Cuánto más estás pagando tú? Y, ¿encima pasas frío o calor? Y, ¿tu casa es quizá más pequeña?

 

Hay muchas cosas que damos por sentadas en lo que respecta al consumo energético, el confort interior y los edificios. Es hora de que sepamos que podemos vivir mucho mejor por mucho menos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *