El ruido y sus efectos en la salud

¿Alguna vez te has parado a pensar la cantidad de fuentes de ruido que pueden existir en las cercanías de tu vivienda? El ruido es un factor que puede influir negativamente en la salud. Entérate de sus efectos y de los niveles aceptables de ruido que debería haber en tu hogar.

La percepción del ruido es un componente fundamental en la vida del hombre. Al igual que nos permite comunicarnos o crear sensaciones placenteras, una vez superado el umbral admisible puede convertirse en algo indeseado o fastidioso, capaz de provocarnos diferente lesiones.

Hay decisiones que tomamos en nuestra vivienda que afectan de manera directa en nuestra calidad de vida y, con el tiempo, en nuestra salud. ¿Alguna vez os habéis parado a pensar la cantidad de fuentes de ruido que pueden existir en las cercanías de nuestra vivienda? Seguro que a todos nosotros nos viene a la mente la discoteca que está debajo de casa o lo céntrico de la zona en la que vivimos; y no sólo ya por el hecho de que sea o no una zona de ocio nocturno, sino por la cantidad de coches que pueden transitar a escasos metros de los muros de nuestra vivienda.

Junto a estos ejemplos más comunes están otros como la proximidad de un hospital y el consecuente ruido de las ambulancias; la cercanía de un parque de bomberos; las vías del tren que se ven desde nuestra casa; la ubicación de algún estadio deportivo y su repercusión acústica procedente de los eventos deportivos, conciertos o espectáculos que en ocasiones pueden alargarse hasta altas horas de la madrugada; el molesto pero necesario camión de la basura del que no nos podemos librar cualquiera que sea nuestra vivienda…

Efectos del ruido en nuestra salud

El modo en el que evaluamos el ruido admisible para nuestro hogar es diferencial: se mide primero el ruido total y luego el ruido de fondo. Si la diferencia entre los dos niveles sonoros supera los 5 dB de día y los 3 dB de noche, se concluye que hay molestia.

En general, las lesiones que aparecen debido a la exposición al ruido son de carácter extra-auditivos. Podemos citar que aparecen fatigas, dolor de cabeza, deterioro de la vista, aumento de riesgo de gastritis y de úlceras gastroduodenales, y hasta alteraciones en la defensa inmunitaria.

En las mujeres se pueden producir alteraciones en el ciclo menstrual por acción del equilibrio y la regulación neuro-hormonal y, en caso de embarazos, la exposición al ruido podría provocar daños auditivos al feto.

Niveles de ruido aceptables para nuestra salud

Para hacernos una idea algo más cercana y real del ruido aceptable para nuestra vivienda tenemos estos datos:

  • Umbral de cambio de calidad del sueño: 35
  • Umbral de fastidio de la población: 45-55
  • Umbral de la interrupción del sueño: 60-70
  • Molestias para el 60-90% de la población: 80
  • Aparición de daño auditivo: 80
  • Aparición daño vestibular: 130

¿Cómo solucionar el ruido en mi hogar?

El aislamiento acústico es la única forma que tenemos de protegernos de todos estos ruidos, imperceptibles en algunos casos y muy molestos en otros, pero en conclusión todos ellos de gran peligro a la larga en nosotros y en nuestras familias. De ahí la gran importancia de las ventanas de nuestro hogar: sí o sí deben reunir una serie de requisitos, de estructura y de materiales, lo suficientemente óptimos como para ofrecernos garantías acústicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *