Efectos de un mal aislamiento acústico en la salud

La exposición continua al ruido al final pasa factura. Te explicamos cuáles son los principales efectos de un mal aislamiento acústico.

En muchas ocasiones la falta de atención hacia diferentes aspectos de nuestra vivienda lleva a que, con el tiempo, esto tenga terribles consecuencias en nuestra casa, y lo que es peor, en nuestra salud. Uno de los más descuidados es el aislamiento acústico de la vivienda, ya que la exposición continua al ruido al final pasa factura. En este post vamos a centrarnos justo en lo que no queremos que te ocurra: las consecuencias que tiene la falta de aislamiento acústico para tu salud.

Para que resulte mucho más sencillo, las vamos a dividir en tres grupos:

1. Consecuencias fisiológicas

Dentro de este grupo se incluye la más reconocida de las consecuencias: la pérdida temporal de audición, con el molesto zumbido de oídos y la sensación de que todo se está más bajo de lo que debería por lo que se sube el volumen de la voz y de los aparatos. E incluso, si se está demasiado expuesto a ruidos y no se le pone solución, puede derivar en una pérdida permanente de audición, cosa que siento decirte, ya no tiene solución.

Pero también dentro de este grupo se incluyen otras a veces no tan evidentes como son los insoportables dolores de cabeza, cuyo origen está en la tensión de los vasos sanguíneos en las sienes; las conocidas como contracciones musculares que terminan traduciéndose en dolorosas contracturas; taquicardias y ataques de ansiedad provocados por una mayor aceleración respiratoria y por la tensión de no saber qué pasa…

2. Consecuencias psíquicas

En este caso hablamos de: alteraciones en el sueño como el insomnio o la interrupción de los ciclos de sueños. Conciliar el sueño dejará de ser un placer y pasará a ser un torment con sus consiguientes consecuencias: falta de rendimiento y de concentración (la ausencia de descanso hará que seas mucho menos productivo en todos los aspectos de tu vida diaria, incluido el trabajo) e inseguridad o estrés ante estas indeseables situaciones. Pero lo peor es que todo ello puede terminar derivando en una depresión.

3. Consecuencias sociológicas:

El problema, además, es que esto no sólo te va a afectar a ti, sino que tu entorno también se verá envuelto en este ruidoso bucle.  Uno de los primeros síntomas ligado al exceso de ruido en tu hogar será el deterioro de tu humor y una mayor irascibilidad y agresividad cosa que, sin duda, tus parientes y amigos percibirán.

Como ves, si no quieres que esto te termine pasando a ti, toma medias desde ya y no te tomes el aislamiento acústico de tu casa a la ligera. Aísla bien tu hogar del ruido y vive tu vida con calidad, salud y tranquilidad.

COMENTARIOS

  • YaniLlanez 17 Diciembre, 2014 a las 11:25

    Yo viví de alquiler en un piso y tenía unos vecinos que hacían ruidos y fiestas hasta la 1 de la mañana entresemana. No aguanté ni un año. Te destrozan la salud y los nervios. Debería haber normas más estrictas.

  • Chaxiraxi 17 Diciembre, 2014 a las 11:38

    A mí me pasó lo mismo que a YaniLlanez. Una casa con mal aislamiento te puede arruinar la vida. La gente no tiene consideración.

  • aislamiento acustico 3 Noviembre, 2015 a las 14:43

    Un artículo muy interesante!! El ruido mina la paciencia y perjudica la salud.

  • Juana 26 Noviembre, 2015 a las 10:44

    Mi vecino tiene batería y trae a sus amigos para que toquen con guitarra eléctrica también su pseudo rock pesado. Tocan todo el día y las paredes de mi dormitorio vibran. Estoy muy estresada y comienzo a tener signos de taquicardia, no sé qué hacer. Soy de Lima, Perú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *