Cómo entender la factura eléctrica

¿Tiemblas cada vez que llega el recibo de la luz a casa? ¿Por mucho que miras y miras te suena a chino más de la mitad de lo que pone? ¿Te parece que pagas demasiado? Acabamos con todas tus dudas: te enseñamos a leer y entender tu factura eléctrica punto por punto.

1. Datos relacionados con cada factura

En este apartado, que podemos considerar una primera toma de contacto, te encontrarás con:

– En la zona de la derecha tus datos personales.

– En la zona de la izquierda:

  • El periodo facturación
  • nº factura
  • contrato suministro
  • fecha de emisión y de cobro de la factura

– El NISS es el numero de de identificación del suministro.

Estos datos son indispensables a la hora de reclamar o hacer cualquier gestión por lo que préstale la atención que merece el comprobar que todo está bien.

2. Resumen Facturación

Se muestra aquí un breve resumen de la facturación de la energía, los servicios contratados, el IVA correspondiente, otros, el gasto total… Eso sí, cada compañía decide el nivel de desglose que quiere que aparezca en esta sección, no te asustes si no ves alguno de los apartados mencionados.

3. Datos de Facturación

Todo lo que necesitas saber sobre apartado lo encontrarás en Datos de facturación en tu factura eléctrica.

4. Historial de consumo

Gráfica en la que se muestra cómo ha ido evolucionando el gasto (medido en Kw/hora) a lo largo del último año. Además, en algunas facturas, se suele añadir debajo una estimación media de tus consumos diarios.

Con esta tabla podrás comparar tu consumo con respecto al del mismo mes del año pasado y además, podrás ver si realmente la tarifa que tienes contratada se ajusta a tus necesidades.

Si quieres conocer mejor tu consumo actualmente hay en el mercado unos medidores de consumo que registran el gasto de energía del hogar, facilitando cómo y cuándo se consume la energía.

5. Otra información de interés y medios de contacto de las compañías

Ten en cuenta para que tu vivienda sea saludable:

Tarifa contratada. Indica la tarifa que tienes elegida. Existen diferentes tarifas según las necesidades. Las principales son:

  • Tarifa cuota fija anual: un único precio en €/kWh para las 24 horas del día, los 365 días del año. Si se tiene ésta se paga una cantidad específica constante cada mes, por lo que la factura solo es orientativa de tu gasto real pero el pago es la cuota prefijada.
  • Tarifa con discriminación horaria: con esta tarifa tendrás precios distintos para el consumo eléctrico según el momento del día, por lo que es importante tenerlo en cuenta a la hora de usar tus electrodomésticos y demás aparatos para poder ahorrar energía y dinero.
  • Tarifa mercado libre
  • PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor), la antigua tarifa TUR (Tarifa de Último Recurso).

Si quieres ahorrar y hacer un uso eficiente de la energía debes fijarte tanto en cuánto consumes como en cuándo se produce el consumo de electricidad. Ya que esto es lo que diferencia una tarifa de otra.

Puede haber distintos tipos de lectura en tu factura:

– La lectura real es el valor leído por tu empresa distribuidora en el contador de tu suministro en la fecha correspondiente.

– La lectura estimada es un valor que la empresa distribuidora calcula tomando como base los consumos históricos y según una fórmula establecida por el Ministerio de Industria.

En ocasiones pueden hacernos la factura en función del consumo estimado. Esto se debe a que antes de 2008 las facturas se enviaban de forma bimensual. Todavía hay contadores que leen la electricidad consumida cada dos meses.

La empresa comercializadora hace un cálculo aproximado de la energía que hemos consumido SIN LEER el contador y nos factura este importe estimado. En la factura siguiente (ahora sí LEYENDO el contador) corrige el exceso o defecto de la factura anterior.

Fuentes: Iberdrola | Gas Natural | ANIDA, tarifa y cambios factura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *