Cambia de coche: PLAN PIVE-3

La cuantía de la ayuda pública es de 1.000 euros por vehículo, a los que se sumará el descuento que ha de aplicar el fabricante o punto de venta del nuevo vehículo incentivable en la factura de compraventa y que será, como mínimo, de otros 1.000 euros.

Desde hace unos días venimos escuchando en los medios de comunicación que se ha aprobado el tercer Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente, o lo que seguro te sonará más: el Plan PIVE-3. En efecto,  la compra de un vehículo con mayor eficiencia energética ahora puede salirte mucho más económica. Te lo explicamos todo acerca del popular Plan PIVE-3.

El objetivo de esta ayuda es ponérnoslo más fácil para sustituir vehículos, turismos y comerciales ligeros, con más de 10 años y 7 años de antigüedad respectivamente, por modelos de alta eficiencia energética, de menor consumo de combustibles y emisiones de CO2.

El nuevo Plan PIVE 3 está vigente desde el pasado 28 de julio de 2013, y tendrá una vigencia de un año de duración o hasta el agotamiento de los fondos. Para ello cuenta con un presupuesto de 70 millones de euros financiados por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía, IDAE. Eso sí, si estas interesado, no te duermas en los laureles porque la anterior convocatoria se agotó sólo 5 meses después de su lanzamiento, y es que aquí el que no corre, vuela.

¿Quién puede beneficiarse de esta ayuda?

Podrán beneficiarse particulares, profesionales autónomos, microempresas y PYMES. Y la subvención se obtiene directamente mediante el descuento correspondiente en el punto de adquisición del nuevo vehículo (que deberá estar adherido al Plan). Puedes consultar el listado de establecimientos adheridos en la página web del IDAE.

¿Y a cuánto asciende la ayuda?

La cuantía de la ayuda pública es de 1.000 euros por vehículo, a los que se sumará el descuento que ha de aplicar el fabricante o punto de venta del nuevo vehículo incentivable en la factura de compraventa y que será, como mínimo, de otros 1.000 euros.

Para el caso de familias numerosas y exclusivamente para vehículos con más de cinco plazas, la ayuda pública asciende a 1.500 euros, así como el descuento que ha de aplicar el punto de venta, resultando una cuantía para los beneficiarios de al menos 3.000 euros.

Requisitos a cumplir

  • Es imprescindible dar de baja definitiva en tráfico por parte del centro autorizado al efecto, cualquier vehículo de categoría M1 o N1 propiedad del beneficiario, con una antigüedad mínima de diez años (M1) o siete años (N1) desde su primera matriculación.
  • Sólo en el caso de que el solicitante, persona física, sea integrante de familia numerosa, los vehículos turismos (M1) dotados con más de cinco plazas podrán estar clasificados como clase A, B y C en la citada base de datos.
  • El precio de los vehículos adquiridos, antes de IVA, no puede ser superior a los 25.000 euros, excepto para los vehículos eléctricos, híbridos enchufables y de autonomía extendida. Exclusivamente para el caso de familias numerosas y vehículos con más de cinco plazas señalados anteriormente, se eleva el límite de precio de estos vehículos hasta los 30.000 euros, antes de IVA.

Vehículos de turismo (categoría M1):

  1. Convencionales, híbridos, híbridos enchufables y eléctricos de autonomía extendida (propulsados total o parcialmente mediante motores de combustión interna de gasolina o gasóleo y eléctricos), que a la fecha de solicitud de la ayuda se encuentren clasificados como clase A o B en la “Base de Datos del IDAE de consumo de carburantes y emisiones de CO2 de coches nuevos” según recoge el Real Decreto 837/2002 y la Directiva 1999/94/CE de etiquetado de turismos.
  2. Eléctricos puros.
  3. Propulsados por motores de combustión interna que puedan utilizar combustibles fósiles alternativos (autogás –GLP- y Gas Natural) que figuren en la Base de Datos del IDAE de consumo de carburantes y emisiones de CO2 de coches nuevos, y además, acrediten contar con emisiones de CO2 homologadas no superiores a 160 g/Km.

Vehículos comerciales ligeros (categoría N1)

Tanto eléctricos puros como convencionales, híbridos, híbridos enchufables y eléctricos de autonomía extendida propulsados total o parcialmente por medio de motores de combustión interna de gasolina, gasóleo, GLP y Gas Natural que, además, acrediten contar con emisiones de CO2 homologadas no superiores a 160 g/Km.

Los vehículos turismos (M1) y comerciales (N1) con emisiones de CO2 iguales o inferiores a 120 g/Km. clasificados como clase A, B, C o D, en la citada base de datos.

Más información sobre el Plan PIVE – 3.

Y aprovechando que la cosa va sobre ruedas y que en verano usamos el coche más que nunca para irnos de vacaciones, te recordamos que tengas siempre mucho cuidado al volante y lleves a cabo una conducción eficiente.

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *